miércoles, 27 de octubre de 2010

Halloween para los que ya saben leer.

Hoy Matilda ha encontrado muchísimas cosas que contaros.
Queríamos saber más sobre las brujas y,  como siempre, el mundo del ciberespacio es infinito. Después de mucho buscar hemos encontrado un resumen que nos ha gustado. Ahí va un poquito de información sobre las brujas y sus cosas:
            “Según cuentan algunas leyendas, las brujas se reunían dos veces al año: una el 30 de abril, y otra el 31 de octubre, víspera de Todos los Santos. Convocadas por las fuerzas del mal, acudían en estas fechas a la cita montadas en sus escobas, para participar en los aquelarres y aprender nuevos hechizos.
            Pero... ¿qué tiene que ver la noche de Halloween con las brujas y sus escobas? La respuesta es que el 31 de octubre, día de Halloween, era la víspera del año nuevo para la brujería. Se decía que esa noche, todos los poderes de la brujería estaban más potenciados. Incluso, hay personas que creen que si durante esa noche te colocas la ropa al revés y caminas hacia atrás se te podría aparecer una bruja.
          Los gatos negros también son muy característicos entre las creencias de esta fiesta. Se dice que esa noche son brujas disfrazadas, que utilizan a este animal para pasar desapercibidas. Por eso, en Halloween se advierte que si te cruzas con un gato negro la mala suerte caerá sin remedio sobre ti... ¿sin remedio? Noooo, también hay un antídoto: si das siete pasos hacia atrás, la maldición se romperá.          Salem, es un pueblo de Estados Unidos, que también tiene mucho que ver en las supersticiones que rodean la fiesta de Halloween. En este lugar, hace muchos años, se llevó a cabo una cacería de brujas. El cuento dice que alguien las vio montadas en su escoba y escapando del exterminio. También se cuenta que la noche de Halloween salen a volar y que es más fácil verlas que cualquier otro día. ¡No te asustes!, son sólo leyendas.”

Ya veis, no hay que tener miedo, ¡todo solucionado con siete pasitos hacia atrás! Tened cuidado de no tropezar, ¿eh?
Yo debo decir que a mí me encantan las brujas, siempre me han caído bien, a pesar de su mala fama y también me gustan los gatos negros. ¡Un día podría disfrazarme de bruja!, no lo he hecho nunca, aunque para llevar mascota tendría que pintar a Byron, mi perro, de negro, porque no tengo gato.
En fin, como no quiero que solo tengamos miedo de estas señoras, aquí os dejo una poesía muy linda, claro reflejo de lo difícil que es su vida ;)
Por qué son malas las brujas
Las brujas vendían tortitas y helados
en un tenderete de color morado.
“¡Venid, venid, niños, no nos tengáis miedo,
que aquí regalamos ricos caramelos!”
Todos se escondían, nadie se acercaba,
miraban al cielo por ver si volaban
sobre sus escobas las brujas malvadas.
Y las pobres brujas, que no tienen alas,
que no tienen gato, ni están desdentadas,
¡ay! las pobres brujas, tan desprestigiadas
por todos los cuentos que escriben las hadas,
al verse tan solas, tan abandonadas,
como si estuvieran todas embrujadas,
suspiran y dicen, de muy mala gana:
“¡Niños, convertíos en sapos y ranas!”
(Sagrario Pinto)

Y después de esta poesía, creo que un día deberíamos hablar de las hadas… Pero ahora no, ahora tenemos dos libros estupendos que recomendar.


La bruja Mon.Pilar Mateos. 

            Esta es la historia de una bruja traviesa a la que, por querer ser más mala de la cuenta, todo le sale mal. Ni convertir a una niña en rana, ni hacer apuestas con otras brujas ni tener un reloj, sale como ella hubiera querido y al final del libro, en el colmo de la mala suerte, ella solita, sin comerlo ni beberlo, se castiga de una manera muy simpática.
El libro es ameno, divertido, muy fácil de leer y repite continuamente una frase que a los niños les hace mucha gracia, y que les anima en su lectura, “un jamón - dijo la bruja Mon”  (mi hermano la decía constantemente). Además, es muy educativo ya que todos vemos en la piel de la brujita que hacer cosas malas no trae más que problemas.
            No hace falta decir que el nombre de su autora ya es garantía suficiente por su largo historial en el mundo de la narrativa infantil.
            Como libro de brujas, creo que es imprescindible.


“Godofredo, el matasanos, se ha levantado temprano; va a visitar a un paciente más raro de lo corriente...”
Así empieza nuestra segunda recomendación Un fantasma con asma, precioso álbum ilustrado de la editorial Kalandraka escrito por Carmen Gil e ilustrado por Sarah Webster.
Para mi gusto, uno de los mejores libros de esta colección, no solo por lo ágil de sus versos y por sus dibujos a página completa que son una maravilla, sino también por lo divertido de la situación. ¡Un fantasma enfermo!, “que ni asusta, ni pasma; con guantes, gorro y bufanda,  va el pobre que no anda…”. No me diréis que no es chistoso. El pobre, en su frío caserón esperará la visita del médico y este le dará una receta estupenda para todos sus males. No os voy a contar cuál, pero la moraleja de este cuento es cálida y muy real.


Para terminar os dejo un enlace de una página con manualidades que me han parecido muy chulas y fáciles de hacer:
Por favor, si alguien hace el murciélago con globos que me lo cuente, ¡es genial!

4 comentarios:

MªAngeles Aznar Medina dijo...

Ay! que recuerdos^__^...-y un jamón!!dijo la bruja Mon
Precioso Blog, adoro el viento entre los sauces.
Un abrazo

Matilda dijo...

¡Gracias MªÁngeles! Me alegro de que te guste y de que compartamos el aprecio por un libro que es una joyita.
Por cierto, precioso tu blog y lindas, lindas tus ilustraciones. No sabes la envidia que me das, dibujas de maravilla y trabajas en eso que, supongo, te encanta, ¡enhorabuena!
Un beso grande.

ecmonge dijo...

Ahora mismo, aprovechando que Halloween ya está aquí, voy a la biblioteca a por esa bruja Mon. Ya os contaré!!

ecmonge dijo...

Ahora mismo voy a por "La bruja Mon" a la biblioteca. Lectura de fin de semana para mi pequeño, ya os contaré!

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...