lunes, 20 de diciembre de 2010

El cementerio sin lápidas y otras historias negras / El libro del cementerio. Neil Gaiman.


          “Hay historias que, si las lees a la edad apropiada, te acompañarán el resto de tu vida. Puede que olvides el título, o quién las escribió, puede que con el paso del tiempo no recuerdes con claridad los detalles de la trama, pero si un relato te conmueve en cualquier sentido, pasará a formar parte de ti y se instalará para siempre en algún rincón remoto de tu mente”.

           Si nos paramos a leer la introducción de El cementerio sin lápidas y otras historias negras, cosa que recomiendo encarecidamente porque me ha parecido maravillosa, nos encontraremos con este párrafo. Bonito, ¿verdad? Creo que no podría estar más de acuerdo con estas palabras. Hay libros que se te meten dentro y te acompañan para siempre y la presencia de estos libros estará mucho más presente si los leíste de niño.
            Neil Gaiman consigue engancharnos simplemente con la introducción de este libro, ¿os imagináis cómo nos vamos a divertir con las historias que cuenta después? ¡Pues claro, una barbaridad! Y eso que este no es un autor que guste a todo el mundo. Yo debo reconocer que me encanta, no solo por sus historias, que también, sino porque es un maestro de la palabra, de esos que sabe usarla para llevarnos a extraños lugares y mundos muy, muy particulares. Sus obras podrán gustarnos o no, pero seguramente no nos dejarán indiferentes y siempre tendremos que reconocerle un gran talento.
En El cementerio sin lápidas… vamos a encontrar una serie de relatos cortos, en general oscuros y disparatados con personajes extraños y muy cercanos a la picaresca que después de pasearnos por cuevas, puentes y aventuras de distinta índole nos sorprenderán con finales perfectos, inesperados y poco convencionales. Los que más me han gustado a mí son “El caso de los veinticuatro mirlos”, de género policiaco, que se nutre de los cuentos y personajes de la tradición popular inglesa y que tiene un humor negro y socarrón de ese que tanto me gusta y “Cómo vender el puente Ponti”, narración de villanos y truhanes en la que el ingenio de uno de ellos servirá para hacer algo que, dicen las malas lenguas, ya se hizo con la Torre Effiel, venderlo. Como veis, no tienen desperdicio.
Los demás relatos también son muy entretenidos y el último de ellos nos llevará irremediablemente al segundo libro que hoy reseñamos, El libro del cementerio. El relato La lápida de la bruja es, sorprendentemente, un capítulo de este último libro y aunque en él resolvemos una de las tramas de la breve narración el autor nos dejará en el aire un misterio y no podremos evitar caer entre las páginas de El libro del cementerio para desentrañarlo.
Nad Owens es un chico desgarbado y curioso que se ha criado en un cementerio y que ha sobrevivido gracias a los cuidados de los muertos que allí habitan. Su familia fue asesinada cuando aún era un bebe y él quedó al cuidado de los Owens, un matrimonio simpático y de Silas, un extraño personaje que no está ni vivo ni muerto. Todo podría ir perfectamente si no fuera porque la persona que acabó con sus padres y su hermana no quiere dejar el trabajo que empezó a medias, sobre todo porque Nad era la víctima más importante de su cacería.
Como todo lo que escribe Neil Gaiman este es un libro que se pasea entre lo absurdo y lo perfectamente lógico, oscuro como los relatos de los que antes hablábamos nos da una visión del mundo diferente y en este caso en concreto no serán los muertos los que nos asusten sino, precisamente, los vivos.
Es ágil y fácil de leer, con muchos diálogos y lleno de acción, además, tiene algunas ilustraciones y ya sabéis lo que opino yo de las ilustraciones en los libros, siempre deberíamos contar con alguna.
Habréis notado que a mí me han gustado mucho los dos libros y que su autor está entre los que yo siempre recomiendo porque considero que escribe muy bien pero, ojo, sus novelas no son para cualquier niño, sus mundos oscuros y rocambolescos pueden asustar a los más pequeños o a los más miedosetes y conviene que, como adultos, les echemos un vistazo antes de que ellos los lean. Son historias divertidas pero surrealistas y hay que pensar que esta imaginación desbordante y desbordada no es del gusto de todos, hay niños que prefieren mantenerse más cerca de la realidad que ellos conocen.
Yo creo que Neil Gaiman es un autor estupendo para leer en familia, es decir, acompañando a los peques en su lectura porque eso hará que lo divertido se note más y si notamos que algo les asusta podemos trivializarlo y darle la importancia justa para que no se convierta en amenaza y que así disfruten de libros que son muy divertidos. 
En fin, hasta aquí mi reseña de dos libros con los que me lo he pasado realmente bien. Como siempre, gracias a mi querida librería Laextra vagante por dejarme meterlos en mi linda bolsa de tela roja y llevármelos a casa para devorarlos enroscada en el sofá.

15 comentarios:

M. dijo...

Me gustaaa!! Me encantan los libros con esas temáticas!!

Literatura y Filosofía dijo...

Buen blog, me gusta, ya te sigo. :)

Tita la mas bonita dijo...

Bien interesante y curioso parase ser este libro!

Un Besito Marino

Matilda dijo...

Seguro que te encanta M., ¡¡es redivertido!!
Un abrazo grande.

Matilda dijo...

Gracias Literatura y Filosofía, espero no decepcionarte :)
Un abrazo.

Matilda dijo...

Son realmente curiosos Tita, porqe son originales y divertidos, si te animas ya me contarás que te parecen :)
Un beso Tita, obvio que la más bonita.

LAKY dijo...

Yo he leído hace poco El libro del cementerio y me gustó mucho así que tengo la intención de leer más cosas de Neil Gaimann
Un saludo

Carmen dijo...

Yo me animo con los dos, Matilda. Del segundo ya había leído alguna reseña positiva y ahora con la tuya ya lo tengo claro. Ya te cuento...
Un besote,

Anatema dijo...

Bueno, partiendo del hecho de que adoro a Neil Gaiman, comprenderás que me ha encantado está entrada del blog. Precisamente ahora estoy leyendo el del cementerio sin lápidas y me encanta. La primera historia, la novela negra con personajes de cuentos es simplemente magistral. El de "Caballería" es genial, pero el del puente del troll es inquietante. Ahora mismo voy por el relato titulado "El precio".

Pero es que a mi de Neil Gaiman me gusta todo, su Sandman, sus otras obras con las ilustraciones de David Mckean que también me encanta, y sus libros. Todo todito.

Para niños, Coraline o The Dangerous Alphabet (este creo que no está traducido, al menos yo lo tengo en inglés) si no son miedosos, o Stardust que es un buen cuento de hadas. :) y luego tiene un libro que me encanta y a mi hijo le hizo mucha gracia que se titula "El día que cambié a mi padre por dos peces de colores" Yo tengo la edición en inglés que viene con un cd en el que el propio Gaiman lee la historia. Me encanta.

Luego otro que me gusta mucho también y es acto para niños, es "Los lobos en la pared".

Y de mis favoritos es un libro que ya te comenté y que es divertido a rabiar que es "Buenos Presagios" que escribió a medias con Terry Pratchet.

Y podría estar así todo el día. Creo que te comenté también lo de la peli de Mirror Mask, si te encuentras con ella échale un vistazo. A mi me gustó, es muy Dave Mackean también. XDDD

Blanca dijo...

Leí este verano "El libro del cementerio" y me gustó como novela dirigida al lector juvenil, creo que les puede enganchar a la lectura y eso es algo siempre muy positivo.
Además este tipo de libros con temática misteriosa, algo de suspense y un poquito de miedo, les atrae muchísimo.
El otro libro todavía no lo he leído.
Un abrazo

Matilda dijo...

Hola Laky, me alegro de que te gustara "El libro del cementerio" y de que te animes a seguir descubriendo a Neil Gaiman, seguro que hay mil cosas que te encantan de él porque es estpendo.
Un abrazo.

Matilda dijo...

¡Qué bien Carmen! Me encanta cuando alguien se anima con una recomendación porque así más adelante podrán decirme su opinión. Espero que te gusten aunque tú lees de todo y sabes encontrar siempre algo bueno en tus lecturas así que seguro que en este caso no es distinto :)
Un abrazo grande, grande.

Matilda dijo...

¡Qué de cosas Anatema! Tomo nota de todo y descuida que "Buenos presagios" ya está pensado para caer en mis manos en estas fiesta o justo depués :)
La peli ya la estoy buscando y todo lo demás espero poder ir bicheándolo poco a poco.

Por cierto, gracias por tu recomendación de la pestañita con mis lecturas, no se me había ocurrido, estoy dándole vueltas y no sé si hacer eso o un blog con literatura de adultos pero creo que tu idea me gusta más. En fin, lo procesaré y a ver qué sale al final.
Un beso grande.

Matilda dijo...

Hola Blanca. Pues el otro libro es incluso más curioso por la variedad.
Me alegro de que te gustara "El libro del cementerio" y tienes mucha razón en eso de que la temática misteriosa, el suspense y EL MIEDO llaman mucho la atención de los más jóvenes.
Espero que si te animas con "El cementerio sin lápidas..." también te guste.
Un abrazo.

La pequeña Meg dijo...

Bueno, el libro del cementerio me encantó!! asi que me apunto el del cementerio son lápidas, creo que me puede gustar..

Un beso!!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...