viernes, 30 de diciembre de 2011

La visita de Oso. Bonny Becker / Kady Maconald Denton.


Recomendación de Maite, librera extra vagante.


       Creo que, por muy bien que consiga explicarme, por muy expresivos que sean mis textos, por mucho que os cuente de un libro, nunca seré capaz de transmitir todo lo especial que puede llegar a ser.

       Eso pensaba el otro día cuando, al llegar a casa leía el cuento que hoy os traigo y que me recomendó especialmente Maite, una gran librera, dueña de mi librería favorita, Laextra-vagante. Y es que, yo os cuento algo de su argumento, (solo algo, para no hablar de más) y os digo qué me parece a mí y porqué lo considero especial, pero tengo la sensación de que siempre me voy a quedar corta. Tal vez un día me anime y os enseñe también una foto de mi cara al leer, tal vez sea más ilustrativa :)



       Maite quiso descubrirme una editorial que a ella le gusta, la editorial Miau (de la que volveremos a hablar porque tiene libros muy, muy bonitos) y hablando, hablando me enseñó La visita de Oso, un álbum ilustrado al que solo le hizo falta un primer vistazo para enamorarme. ¿Por qué? No lo sé, por sus imágenes, sencillas, clásicas pero llenas de ternura y expresividad, por su texto, que juega con diferentes tamaños pero siempre se ve limpio y claro, por su historia, graciosa y divertida a la par que real y con moraleja.

       Oso vive solo y le encanta su casa y su soledad, tanto que tiene en la puerta de entrada un cartel en el que pone “no se permiten visitantes”. Una mañana, cuando está a punto de prepararse su desayuno llaman a la puerta y cuando abre se encuentra un ratón “pequeño, gris y de brillante ojitos”. Oso le dice que se marche, “no se permiten visitantes”, pero el ratón es más insistente de lo que piensa y él, además, tiene que hacer un importante descubrimiento.

       Supongo que ya os habéis dado cuenta de que este libro me ha gustado mucho y es que, con mucho humor, con situaciones cómicas y con ilustraciones que las acompañan a la perfección, Boony Becker y Kady MacDonald Denton nos regalan una historia que, como siempre pasa con los cuentos, nos puede hacer pensar. Porque, es cómodo y seguro no admitir visitas de ningún tipo, así nadie desordena nuestra vida, ni tenemos que oír cosas que no nos gustan, ni tenemos que compartir tiempo o espacio, pero, ¿no es estupendo que alguien te diga lo bien que haces el pino?, ¿o lo rico que está el té que tú reparas? Claro que sí. Las visitas no siempre son oportunas, a veces nos gusta estar solos pero, si perdemos algo de esa comodidad para no estar solo siempre, casi seguro, nos vamos a alegrar.



       Sé que Maite siempre me recomienda libros geniales pero, esta vez, ha hecho que me traiga a casa un libro maravilloso y le agradezco la oportunidad de pasar esta Navidad con un oso un poco gruñón y un ratón cabezota, pequeño, gris y de brillantes ojillos.

      ¡Ah! Por si no nos "vemos", ¡feliz entrada y salida de año!

2 comentarios:

Margari dijo...

¡Si es que esa portada ya enamora! Habrá que buscarlo, más adelante, que ahora mismo va a ser que no...
Y lo mismo digo...¡¡¡Feliz entrada y salida de año!!! Por si no nos "vemos" antes...
Besotes!!!

littleEmily dijo...

Otro más para la lista. Y van... ;P

¡Feliz Año Nuevo! Como dice Margari, por si no nos vemos antes.
Besitos.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...