viernes, 23 de diciembre de 2011

¡Feliz, feliz Navidad!

     


      Matilda lleva unos días muy nerviosa. Habíamos puesto el árbol y el Belén en casa y aún no habíamos adornado los blogs, ¡muy mal! Además, nos vamos de vacaciones, tenemos mucho que hacer aún y a la pobre necesita una maleta para meter sus cosas. En fin, parece que ya vamos haciendo las cosas.

      Como ya os digo, estaremos fuera de la blogosfera (y lo más lejos posible de un ordenador) estos días, vamos a tratar de descansar en Navidad, de disfrutar de la familia y de cargar las pilas porque tenemos muchos planes para este nuevo año que está a punto de empezar.

       Las entradas que veréis estos días están programadas y, aunque yo estaré pendiente, no me quedaré mucho tiempo por estos lares.

       Pero no queríamos irnos sin agradeceros una año más de buenos ratos y lecturas, de experiencias bonitas y de alegrías. Paso a veros siempre corriendo, pero os leo, de verdad, aunque la mayoría de las veces no os comente. Me encanta ir de visita a vuestros blogs, me encanta veros por los míos y solo puede tener buenas palabras para hablar de mi experiencia como bloguera. Sois un motor en mi trabajo y no sabéis lo que vuestra compañía significa para mí.

       Este año habéis conocido a Matildilla y la habéis recibido con tanto cariño que el trabajo de todo este tiempo se ha quedado muy pequeño en comparación con cómo me habéis hecho sentir.

       ¿Qué mas os puedo decir? Que mil gracias a todos y que pienso trabajar mucho para que en 2012 Matilda Libros siga creciendo y así no perdamos ninguno de los buenos amigos que hemos hecho hasta ahora.

       Os deseo que paséis una bonita Navidad, rodeados del cariño de los vuestros y celebrándolo como más os guste y que este año que estamos a punto de estrenar os traiga muchísimas alegrías y humor para enfrentar el día a día con una sonrisa.

       Un abrazo muy grande a todos y nos leemos.



      Siempre he pensado que la Navidad era una buena época: una época amable, benévola, caritativa, placentera; la única época, que yo sepa, del largo calendario del año en la que hombres y mujeres parecen abrir de común acuerdo sus corazones cerrados y considerar a las gentes humildes como verdaderos compañeros de viaje hacia la tumba, y no como criaturas de otra raza que viajan hacia destinos diferentes. Y por eso, tío, aunque la Navidad nunca me ha metido una migaja de oro o de plata en el bolsillo, creo que me ha hecho bien y que seguirá haciéndomelo, y digo:
¡Bendita sea!
Canción de Navidad. Charles Dickens.

Pues eso, ¡FELIZ NAVIDAD!

5 comentarios:

Margari dijo...

¿Otra vez??? Jajajaja ¡¡¡Felices Fiestas guapísima!!! ¡¡¡Y que las disfrutes mucho junto a tu familia y amig@s!!!
Besotes!!!

Shorby dijo...

Me ha gustado la entrada =)

Feliz Navidad!!!

Marina dijo...

Feliz Navidad a todos, a Matilda, a tu perrito (¿como se llamaba?) y por supuesto a ti =)

Adegea dijo...

Felices fiestas!

María dijo...

Feliz Navidad, Matilda!! Deseo que esas lecturas, y momentos bellos, se guarden en vuestros recuerdos, añadiendo a la mantita y una rica taza de té. Espero que disfrutes mucho de esa noche tan bella.
Ya te imagino en tu sillón, con tus lecturas, y la gente que te quiere y a la que quieres, alrededor.
Un abrazo!!

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...