lunes, 12 de diciembre de 2011

Alicia en el País de las Maravillas. Lewis Carroll.


       Nos acercamos claramente a una época en la que los niños pasan bastantes horas sentados delante de la tele. Es el momento de ver toooodos los clásicos de dibujitos y películas de Navidad que haya por casa y, debo reconocer que, ¡es muy divertido!

        Es posible que, uno de esos clásicos sea la versión Disney de Alicia en el País de las Maravillas con la que la gran mayoría de los niños de mi generación conocimos esta historia. Como siempre, hay opiniones para todos los gustos, a unos les encantó, a otros les aburrió y también hay quien dice que “ni fu, ni fa”.



        Yo, esta película, la recuerdo con el cariño con el que recuerdo mi infancia en general, llena de buenos momentos, rodeada por una familia que se encargó de regalarme cariño y experiencias. Pero hace unos meses decidí releer el libro “de verdad”, la historia original, vaya y me gustó tanto, tanto que hoy vengo a recomendaros que, independientemente de que vuestros niños vean la película, les descubráis el texto escrito, ¿por qué no lo leéis juntos?



        La historia ya nos la sabemos. Alicia se aburre tendida sobre el césped mientras su hermana lee un libro sin dibujos (“¿y de qué sirve un libro sin dibujos y sin diálogos?”) cuando ve pasar corriendo un conejo blanco, con reloj y chaleco que muy alterado comenta que llega tarde. En un primer momento la niña no le da importancia pero pronto advierte lo extraña que es esa situación y decide seguirlo. A partir de ahí comienzan a sucederle cosas sorprendentes y conocerá a personajes de lo más variopintos que no harán sino llenar de color un relato lleno de humos y de guiños al lector.

       Creo que ninguna de las adaptaciones que de ha hecho de la obra escrita por Carroll (ni siquiera la película de Tim Burton que a mí me encanta) le hace justicia y no entiendo porqué se obvia un libro tan lleno de chispa, originalidad y sonrisas como es ese.



        Carroll escribió una historia muy divertida y lo hizo de manera magistral, creando unos personajes llenos de matices, utilizando el lenguaje apropiado, un ritmo ágil que sorprende y unos diálogos realmente geniales, ¿cómo puede ser que todos los niños conozcan el cuento y casi ninguno a la verdadera Alicia? Todos creen que es una niña cursi y repipi pero la realidad es que es una jovencita inteligente e ingeniosa que siempre está dispuesta a ver el lado positivo de las cosas y a disfrutar de sus extrañas experiencias.

        Si aún no lo habéis leído, os animo a hacerlo y, desde luego, os recomiendo muy mucho que lo disfrutéis con los peques de la casa, creo que os vais a llevar una grata sorpresa.

     




      “-Minino de Cheshire, ¿podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?
        -Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar -dijo el Gato.
        -No me importa mucho el sitio… -dijo Alicia.
        -Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes -dijo el Gato.
        -… siempre que llegue a alguna parte -añadió Alicia como explicación.
        -¡Oh, siempre llegarás a alguna parte -aseguró el Gato-, si caminas lo suficiente!”.

12 comentarios:

Rosalía dijo...

Yo soy de las que no ha leído aún este libro (aunque sé que algún día lo haré), pero recientemente leí un librito (muy pocas páginas) con el cuento original que L. Carroll le contó a Alicia durante un paseo en barca, el cual después desarrollaría para su venta en librerías (el que tú nos traes hoy). Creo que te puede gustar.

bsos!

Carmen dijo...

Pues yo estoy como Rosalía, tampoco he leído el libro, pero, sin embargo a mí no me atrae. No me digas por qué pero siempre me ha dado un poco de miedo...
Besines,

Margari dijo...

Tengo este libro esperando en mi estantería desde hace tiempecito... Pero siempre se cuela antes otro libro y vuelve a quedarse en la estantería. A ver si la próxima vez que vaya a la estantería para ver qué leo, lo cojo y no se le adelanta ninguno.
Besotes!!!

Shorby dijo...

Me encanta Alicia, me lo pasé pipa en su día leyéndolo, hay partes de ambos libros (yo los tengo por separado) que son super graciosas =)

Besotess

littleEmily dijo...

Yo estoy como Shorby, Alicia me encanta y he leído varias cosas más de Lewis Carroll. Fantasmagoria por ejemplo, creo que te gustaría.
En cambio, la película nunca me ha acabado de convencer del todo: me gusta mucho el dibujo pero no sé no sé...
Besitos

Matilda dijo...

Seguro que me gustará Rosalía. No lo he leído pero lo voy a buscar.
¡Gracias por la recomendación!
Un abrazo.

Matilda dijo...

Eso me pasaba a mí Carmen y en esta última lectura me sorprendí al encontrarme totalmente enamorada de él. Si un día te animas ya me contarás :)
Un abrazo muy grande, guapa.

Matilda dijo...

Ya me contarás Margari. A veces se nos cuelan libros porque los que esperan buscan el momento perfecto, ya llegará ;)
Un super abrazo guapa.

Matilda dijo...

Shroby, ¡qué bueno que te gustara! Y tengo pendiente "Alicia a través del espejo" pero tengo una edición inmensa y muy incómoda para leerlo así que tendré que hacerme con otra edición.
¡Es muy divertido!
Un abrazo guapa.

Matilda dijo...

Apunto Fantasmagoria, LittleEmily y prometo contarte. ¡Gracias por la sugerencia!
La película, en este caso, le hace daño al libro, que es tan genial, ¿no?
Un abrazo muy grande guapa.

Perkins dijo...

Hola! yo he pedido para Reyes la edición de Edelvives ilustrada por Rebecca Dautremer. Les leí una adaptación más cutrilla a mis hijos y a la mayor (7 años ) le encantó. El libro me lo compré hace poco pero aun no le he leído. Igual ahora es el momento. Un saludo!

María dijo...

Lo releí el pasado año...y es maravilloso redescubrir de nuevo la imaginación, que a veces vive perdida en nuestro interior...con Alicia, encontraba rumbo.
Por cierto, tengo la misma edición en casa. Aunque, no me pude resistir a otra versión en inglés dónde aparece la letra del autor y los dibujos que él hizo.
Un besin grande!!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...