domingo, 18 de septiembre de 2011

Semana de Roald Dahl. Quentin Blake.

             Terminamos esta semana tan especial y he querido hacerlo de una manera un poco distinta. Hemos hablado de Roald Dahl, de su vida, de su obra… y yo creo que en su obra hay algo muy característico y que si no estuviera la dejaría un poco coja. Los libros de Roald Dahl son geniales, se miren por dónde se miren pero gracias a las ilustraciones de Quentin Blake son aún más que geniales.
                No sé para vosotros pero para mí, los libros de este escritor tan, tan admirado no son lo mismo si no los ha ilustrado Quentin Blake. Él hace que estos textos sean aún más grandes, los complementa perfectamente porque sus dibujos tienen ese toque gamberro que caracteriza las historias de Dahl.

                  Su  colaboración con comenzó en 1975, cuando fueron presentados por su editor, Tom Maschler quien  recuerda que al principio hubo algunos problemas: Cuando le propuse a Roald Dahl las ilustraciones de Quentin Blake por primera vez, Roald objetó el trabajo de Quentin y dijo que prefería alguien más naturalista, por ejemplo un artista que no chocara con el texto. Quentin venció totalmente este obstáculo. Roald llegó a sentir que el trabajo de Quentin complementaba el suyo y que incluso era el intérprete ideal". Esto lo confirmó el mismo Roald Dahl: "Nadie puede alcanzarlo. Él tiene el mágico don de dibujar un personaje en una página exactamente como uno lo había imaginado" .
Dahl solo quiere trabajar con él y le obsequia con elogios como estos:
                “Pienso que coincidimos mucho. Tiene esa enorme agudeza y cuando dibuja siempre hace una afirmación sobre el personaje. Cuando dibuja una cara siempre dice algo sobre ella. Si es una persona mala la hace muy mala. Creo que es el mejor ilustrador de los libros infantiles que hay en el mundo en este momento.”

                Y es en los relatos de Dahl donde Blake demuestra una complicidad emocional, en la que con cuatro trazos sabe expresar ideas muy personales que nacen del autor conquistando la atención de los lectores. Así explica el ilustrador la exitosa relación con Roald Dahl: “(...) Se trataba de la unión de dos personas diferentes, pero a quienes les gustaba y unía lo que hacían, además de compartir el humor. Así era nuestro caso. Aunque tengo que decir que Dahl era más travieso que yo. Por ello llegué a dibujar cosas que nunca había imaginado.”


                Iba a contaros yo su biografía, pero he encontrado un artículo maravilloso en la revista Pinakes y me ha gustado tanto que he preferido enseñároslo.
                Conocer a Roald Dahl es conocer a Quentin Blake, pues es el ilustrador habitual de sus libros.

                Blake es de origen inglés. Nació en el condado de Kent en 1.932. Ahora es un señor mayor de unos 76 años pero sus dibujos se conservan tan frescos como si acabara de hacerlos. Aunque estudia literatura inglesa en Cambridge, es el dibujo y la ilustración lo que determina su trayectoria profesional, y es uno de los autores e ilustradores más conocidos y galardonados de la literatura infantil y juvenil.

                “No estudié arte sino literatura en la Universidad de Cambridge, así que encontré mi estilo, no lo aprendí. El aprendizaje vino más tarde cuando me inicié en el dibujo mismo y en su proceso.” - Comenta Blake.
                Ya desde pequeño comenzó su dedicación al dibujo     y mientras estudiaba colaboraba en publicaciones como Punch, revista británica de humor y sátira. Completó su formación en la Chelsea Art School y dirigió durante muchos años el Departamento de Ilustración del Royal College of Art de Londres. En 1.960 publica su primer libro ilustrado para niños A drink of water, de John Yeoman. Pero el primer libro que escribió e ilustro fue Patrick, publicado en 1.968.



                En realidad Blake lo que quería era ilustrar un álbum y como ninguna editorial apostaba por este tipo de publicaciones invento una historia en torno al arte, en la que cuando un violinista tocaba, las cosas cambiaban de color, y de este modo consiguió su propósito.
               
                Sin duda los ilustradores tienen un protagonismo fundamental en los cambios que se han producido en las publicaciones infantiles y en la estética y el lenguaje visual de las nuevas ediciones.
               
                Quentin Blake tiene otras muchas publicaciones en las que autor e ilustrador son uno: Mister Magnolia, con textos rimados; Todos a una;
Clown, una historia sin texto y de las más queridas por él; Este niño es un terremoto;
Cuéntame un cuadro o  Un barco en el cielo.
               
                Pero seguramente sus ilustraciones para otros escritores y la compenetración que ha tenido con sus textos, como con los del poeta Michael Rosen o con Roald Dahl, le descubren como un artista generoso y empático que goza con este tándem creativo:

                “... yo disfruto trabajando los textos y las ideas de otras personas tanto como con las mías.
Es como si me hubieran dado una entrada para visitar la imaginación de alguien, y uno nunca sabe bien qué va a encontrar allí.”

                Esta armonía se refleja en sus dibujos, tan naturales que parecen simples bocetos garabateados por el escritor tras terminar de escribir los textos.

                Veras en sus dibujos que su trazo es aparentemente sencillo, rápido y espontaneo, a pesar de que primero dibuja a lápiz y luego pasa a tinta. Sus formas son planas y los espacios solo son sugeridos. En pocas ocasiones utiliza el color, si acaso mancha de acuarela. Su ilustración no solo es directa y franca, sino cuidadosamente descuidada.


               Los personajes de Blake no son muy bellos, aunque si son muy tiernos, expresivos y con grandes toques de humor. Las ilustraciones no son muy grandes e importantes, pero si nos meten en la historia y nos dan ocasión de que nosotros la imaginemos. Las portadas no son cuadros, aunque siempre cuentan lo principal de la historia que ilustran.

                Sus dibujos son característicos e inconfundibles y nos desvelan la capacidad del ilustrador para poner en contacto al lector con los afectos y los entresijos de las palabras: es un maestro de la sugerencia.

                En la actualidad Quentin Blake tiene más de veinticinco libros publicados, ha ilustrado más de doscientas cincuenta publicaciones y ha sido galardonado entre otros, con el premio Hans Christian Andersen y con el Children´s Laureate, además de ser dos veces Premio Nacional de Literatura infantil junto a Dahl, o poseer la medalla Kate
Grenaway.

                En estos días trabaja en la elaboración de un libro sobre su obra. Su último dibujo es la felicitación navideña para la organización de ayuda a los pueblos indígenas Survival”.

                En fin, no soy muy amiga de copiar como las locas, pero me ha parecido que aquí nos contaban muy bien quién es este ilustrador y cuál es parte de su obra.

                Y hasta aquí la semana especial de Roald Dahl, espero que os haya gustado, yo he disfrutado mucho con ella J

                Evidentemente, aún hablaremos muchas veces de él y de Quentin Blake, esto no se acaba aquí, no señor…

                “Estoy convencido de que el mundo es un lugar mejor con  dibujos. Porque precisamente con ellos uno puede compartir su relación con el mundo y eso no deja de ser una manera de celebrar la vida.”
                                                                                                                      Quentin Blake.




12 comentarios:

Shorby dijo...

Me ha encantado esta entrada!!!
Ciertamente, una piensa en los libros de Dahl y automáticamente, aparece una ilustración de Blake =)
Además que su trabajo me da cierta nostalgia, porque lo he visto desde que era peque =)

Me ha gustado mucho la semana dedicada a este autor =)

Besotes

Margari dijo...

Fabulosa entrada para terminar esta gran semana. Y es verdad. Es imposible recordar a Dahl sin un dibujo de Blake. Gran colaboración la de ambos.
Muchas gracias por la fantástica semana que nos has hecho pasar con Dahl. Gran homenaje el que le has hecho.
Besotes!!!

vivi dijo...

Matida me ha encantado esta entrada ,super completa . Te invita a buscar una obra de Dahl y comenzar a leerla ya ...
Sos una genia !!
Cariños

Matilda dijo...

Gracias Shorby, a mí me ha encantado tenerte de compañía en estos días. Espero que hayas disfrutado tanto como yo :)
Un abrazote guapa.

Matilda dijo...

Gracias a ti, Margari, por la compañía, ha sido genial verte todos los días y me hace mucha ilusión que te haya gustado mi semana especial. ¡Sigamos leyendo a Roald Dahl!
Un abrazo inmenso guapa.

Matilda dijo...

¡¡Gracias Vivi!! Búscalo, búscalo, te lo vas a pasar muy bien ;)
Un abrazo.

María dijo...

Precioso todo lo que nos cuentas sobre Quentin Bell y Roald Dahl. Tengo una bolsa de libros con un dibujo de Quentin Bell...Me encanta. Me gusta todo lo que nos has contado...desconocía todo sobre este ilustrador. Estudiaba literatura en Cambridge, etc...Preciosas las frases con las que intercalas la entrada.
Matilda he disfrutado mucho leyéndote. Seguiré haciendolo en estos días.
Un abrazo grande!!

Matilda dijo...

Gracias María. Me alegro de que mi semana especial te haya gustado. Habrá salido mejor o peor pero desde luego, está hecha con muchísimo cariño e ilusión.
Como siempre, es una alegría verte por aquí. Espero poder escribirte pronto para contarte los últimos avances de Matilda :)
Un abrazo muy grande guapa.

mientrasleo dijo...

Me encanta este autor. Lo descubrí con cuentos en verso para niños perversos y me enamoró su Ricitos de oro. Luego ya fuí investigando y hoy es uno de los autores que siempre recomiendo.
Buen blog.
Te sigo
Un abrazo

Carmen dijo...

Evidentemente ahora los cuentos de Dahl y los dibujos de Blake van unidos en el recuerdo de los lectores de todo el mundo...
Besos,

Matilda dijo...

Gracias Mientrasleo. Ricitos de Oro también es uno de mis favoritos. Gran autor, ¿verdad?
Un abrazo.

Matilda dijo...

Sí Carmen y además es un ilustrador al que enseguida identificas. Ves un dibujo suyo y enseguida lo reconoces. A mí me alucina su capacidad para hacer que sus personajes, tan largos y desgarbads sean a la vez tan tiernos.
Un abrazo guapa, gracias por asomarte a mi semana especial.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...