martes, 25 de enero de 2011

Cómo trabajar la lectura con los bebes.


En estos días he tenido la gran suerte de que me han regalado dos premios (gracias Albertina y Carmen) y tengo que hacer una entrada de asuntos varios. Además, se me ha ocurrido una cosilla que, a lo mejor, os gusta y os la quiero comentar, pero las entradas de estos días estaban ya pensados para ir en grupo así que esta entrada tendrá que esperar.
            Hoy seguimos hablando de los bebes y la lectura de la mano de Lectura Lab y sus estupendos consejos. Son sus primeros pasos en el maravilloso mundo de los libros y siempre es bueno que nos den alguna idea. Esto es lo que nos cuentan hoy:
“Sin lugar a dudas, la aventura de formar lectores es una tarea muy gratificante. Entre las razones por las que es importante trabajar la lectura con niños de 0 a 3 años destacan las múltiples posibilidades de juego, aprendizaje y afecto. La literatura infantil habla de la vida de los niños y si algo es imprescindible en esta etapa es mostrarles el mundo. Los colores, los animales, la noche y el sueño, la comida, el baño, son, entre otros, temas cotidianos muy presentes en la ficción.
Favorecer el encuentro

Estos primeros contactos positivos con la lectura deben realizarse en un entorno adecuado que estará condicionado por la calidad y variedad de materiales de lectura, el atractivo de las actividades que se realicen en torno a estos y un espacio dónde facilitar el acceso a los libros y la realización de propuestas acompañados de un adulto. El préstamo de estos materiales es una de las acciones más eficaces a la hora involucrar a la familia y ofrecer pautas para seguir leyendo juntos, contar con apoyos como la escuela, la biblioteca y la librería es fundamental a la hora de compartir y obtener recursos.

Prepararse para estar a la altura
·      Es muy importante seleccionar buenas lecturas. Para elegir bien es necesario conocer al lector. Los intereses generales y las características evolutivas son orientativos. Es esencial que este fondo sea variado en cuanto a temáticas, géneros, tipologías y soportes.
·      La narración de historias como estrategia comunicativa es la principal aliada para iniciar a los niños en la literatura. Las necesidades narrativas en estas primeras edades requieren que en la lectura de las imágenes esté presente la oralidad y, en algunas ocasiones, el apoyo visual en la oralidad. Es aconsejable utilizar distintas técnicas para contar (oralidad, apoyo del libro, títeres, dibujos). Las proyecciones audiovisuales de cuentos (vídeos, dvds y montajes de imagen y música) suponen otra forma de disfrutar de las imágenes tanto fijas como en movimiento.

Los bebés: un público muy exigente
Despertar el gusto por la lectura antes de que aprendan a leer requiere estar alerta de las respuestas para adaptarse a sus exigencias como lectores. Hasta los 3 años hay que tener en cuenta:
  • El juego como metodología de trabajo.
  • Que las propuestas sean breves y los conceptos sencillos.
  • La repetición como técnica para hacer participar y afianzar conceptos.
  • Que conviene seguir un mismo esquema: Rutinas = Aprendizajes.
  • La necesidad de alternar dinámicas para evitar cansancio.


Rituales en torno a la lectura
Ø Favorecer la atención
Uno de los principales obstáculos a la hora de trabajar la lectura con bebés son los períodos cortos de atención y las constantes distracciones. Estos son algunos consejos para lograr y mantener el interés:
Al comenzar:
  • Buscar algún objeto u acción que ellos identifiquen con el inicio de la propuesta y que indique el cambio de actividad (variación de luz, personaje, juguete, música, instrumento)
  • Para crear expectativa sobre el contenido y conseguir un clima agradable recurrir al folklore. Fijarse en algún elemento de la portada, o de las guardas, que se pueda relacionar con alguna retahíla, canción o poema y plantearlo como un juego.
Durante la narración:
  • Marcar el ritmo narrativo con ritmos corporales (palmas, pasos) o sonidos onomatopéyicos.
Ø Alternar propuestas:
    
  A continuación se exponen algunas sugerencias para combinar con la narración.
  • Audiciones: Música y percusión. Los instrumentos de percusión resultan muy motivadores. Buscar distintos estilos musicales y proponer sencillos juegos de percusión para interiorizar el ritmo. Elegir instrumentos de fácil uso para estos niños como maracas, cascabeles, tantanes.
  • Intervenir en la historia: Después de contar el cuento utilizar soportes de juego para trabajar a partir de los contenidos abordados. Por ejemplo: paneles imantados para proponer composiciones, casillas giratorias para descubrir información, tarjetas ilustradas en las que reconocer elementos, franelogramas para manipular (escenarios en tela en los que se pegan los personajes a través de un material adhesivo), marionetas para escenificar ideas o trasmitir normas…
Si el primer sabor de la lectura resulta delicioso será muy probable que quieran repetir”.

            Esta última frase me gusta mucho. A cada niño le gustarán unas cosas pero los que somos lectores lo pasamos tan bien leyendo y sacamos tanto provecho de los libros que queremos que todos disfruten como nosotros. No podemos obligar a un niño a que le guste leer pero si podemos intentar enseñarle la parte más bonita de hacerlo.


         Mañana un poquito más, hasta eso, os dejo con Valeria, una pequeña lectora, inquieta y curiosa que está encantada  con Russell el borrego, ¿habéis visto que carilla pone? Realmente quiere saber qué le pasa a Russell. Gracias a su mami, Albertina de De chupetes y babas por dejarme poner esta foto tan bonita en el blog. Os animo a que hagáis como ella y le enseñéis a los bebes desde pequeñitos lo interesante y divertido que puede ser un libro.

9 comentarios:

Albertina dijo...

Jejeje, gracias a ti, por ponerla!!

La verdad es que yo soy adicta a los libros y los infantiles me encantan, de modo que Valeria a sus tiernos 6 meses tiene ya una pequeña biblioteca, aunque aún sea pequeñita cuando salgo y veo algún libro que me gusta, lo compro pensando que así ya lo tiene(y de paso los leo yo :P)

Este de Russell se lo mando su abuelita patarna desde Venezuela y es de un "ovejito" que tiene dificultades para conciliar el sueño:)

Matilda dijo...

Pues por lo que cuentas ultimamente le viene muy bien el cuento de Russell, jeje, a ver si la pobre consigue dormir estos días :)
Yo también tengo ya una pequeña biblioteca de libros infantiles y juveniles para mis peques cuando los tenga, es la excusa perfecta para llenar una estantería de cuentos ;)
Seguro que a Valeria y tú vais a tener muchos ratos divertidos gracias a sus cuentos.
Un beso grande guapa.

pencies dijo...

Lo primero felicitarte por tu bonita e interesante página,( y la ilusión y pasión que pones en ella) lo segundo sugerirte otra en la que se habla de la lectura en familia y la importancia que ello tiene para nuestros futuros lectores, igual ya la conoces es de Colombia y las sugerencias están muy claras para los padres. Muchos saludos y... sobretodo gracias por lo que compartes.ESPE.
Te dejo el enlace

http://www.leerenfamilia.com/hogar.htm

Hans_Christian_Andersen dijo...

Que grande es Russell, seguro que en cuanto pueda empezar a mirarlo sola y a leerlo lo va a disfrutar mucho. Muy buen artículo, espero seguir leyendo más por aquí ;)

Towanda dijo...

No veas lo que sirvieron a mi hija menor los libros que leyó de niña... Es importante la labor que haces desde tu blog para fomentar la lectura.
Un abrazo.

Matilda dijo...

Hola Espe, gracias a ti por un comentario tan bonito, me anima mucho. Y gracias también por el enlace que me dejas, lo he estado bicheando y la verdad es que es muy interesante, me encantan los consejos de la página principal. Me he dado cuenta de que ese tipo de cosas son justo las que yo tenía en mi casa, creo que a los lectores les sale de manera instintiva porque disfrutan la lectura pero este tipo de páginas son muy benas para lo que no son tan lectores. Por otro lado, como tú dices, la familia es fundamental en esta aventura.
Un beso grande.

Matilda dijo...

Jajaja, tienes razón Hans_Christian_Andersen, Russell es genial. A mí me parece un borreguito super simpático y estoy segura de que Valeria aún tiene mucho que descubrir con él.
Gracias por pasar a verme. Por cierto, genial nombre el tuyo :)
Un abrazo.

Matilda dijo...

Gracias por tu comentario Towanda. La verdad es que, como a tu hija, los libros que yo leí de pequeña también fueron muy importantes para mí. Está visto que las dos tuvimos suerte de tener una mami que nos enseñara lo divertido que es leer.
Un abrazo grande.

Anatema dijo...

Me encanta esta frase "Si el primer sabor de la lectura resulta delicioso será muy probable que quieran repetir”
Porque además es algo bastante literal. No habéis oído a alguna mamá desesperada diciendo eso de "le debo haber leído ese cuento mil veces y nunca se cansa". XDDDDDD
Pero eso es buenísimo. De hecho antes de aprender a leer es lo único que tienen para memorizar aquello que les encanta y les hace disfrutar, el que se lo lean una y otra vez. Así que si un niño señala un libro y pide que se lo leas una y otra vez es que vais por el buen camino. :)

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...