jueves, 16 de febrero de 2012

Un día de pasos alegres. Raquel Díaz Reguera.


      Normalmente tengo las entradas más o menos preparadas o, por lo menos, organizadas, pero casi todas las semanas se cuela un post que no estaba previsto (esta semana por una triste despedida) y opto por retrasar lo que tenía en el calendario. Así pues, el libro de hoy ya tenía que estar reseñado pero...

      De todos modos, ya os dije que cada vez creo más en eso de que los libros eligen el momento de llegar a nosotros y hoy me reafirmo en la idea. Justo esta semana nos han dado la noticia de que Byron, el de verdad, está malito y se ha contagiado de un enfermedad relativamente grave. Cuando volvimos del veterinario, preocupados, claro, me senté a trabajar y cogí el cuento de hoy, para ir preparando la entrada. Me hizo sonreír, me pareció, como su nombre indica, alegre, muy alegre y positivo así que, desde aquí, le agradezco a Raquel Díaz Reguera, su autora, que, sin saberlo, aligerara un momento un poco gris (porque, seamos positivos, ¡Byron se va a curar!).



      Un día de pasos alegres, ya veis que el título no nos deja mucho misterio porque, sí, vamos a vivir un día con Martina, la protagonista del cuento, y la verdad es que lo vamos a pasar realmente bien. Pero claro, para que esto suceda tenemos que calzarnos nuestras botas de pasos alegres, como ella.

      “Son unas botas a las que les gusta cantar, dibujar garabatos en las aceras, nadar en los charcos y siempre, siempre, me llevan donde quiero ir”.

      A lo largo del libro vamos a conocer a los amigos y a la familia de Martina y eso es estupendo porque pasaremos el día muy bien acompañados y siempre haciendo cosas curiosas. Creo que eso es lo mejor de la historia, con Martina hasta lo más sencillo está lleno de color, hasta los ratos más comunes del día se llenan de disparates y de acciones peculiares. Pero, ¿sabéis una cosas? Yo creo que no son las botas de Martina las que hacen que sea así, creo que es Martina, ella sola, que se despierta dispuesta a que su día sea especial y a ver todo desde una perspectiva diferente, positiva y optimista. ¿No os parece que tenemos mucho que aprender de esta niña?



     La verdad es que no esperaba que esta historia me gustara tanto. Conocía las ilustraciones de Raquel pero nunca había leído nada suyo y he quedado muy gratamente sorprendida, ¡no la esperaba tan divertida!

      El conjunto de este álbum ilustrado es un texto muy atractivo y dinámico al que acompañan unas ilustraciones coloridas, llenas de expresividad y muy características de la autora. En definitiva un libro cargado de energía, “buen rollo” y humor que, como mínimo, nos harán sonreír y ver en la rutina diaria un sin fin de posibilidades. Para que el día sea divertido, ¡solo tenemos que calzarnos nuestras botas de pasos alegres!



      Como siempre, mil gracias a Narval por darme la posibilidad de disfrutar de sus libros y a los demás, os animo a que convirtáis todos vuestros días, hasta los lunes o los de malas noticias, en días de pasos alegres.

      Un abrazo grande y nos leemos.

17 comentarios:

La Gallina Pintadita dijo...

Todavía no he tenido la oportunidad de tener el libro en mis manos, pero sí de leer varias reseñas sobre él y tiene una pinta estupenda, como todos los de Raquel, que además me confesó que por este siente un cariño especial.
Un besito

Matilda dijo...

No me extraña que sienta por él un cariño especial, Gallina pintadita. Supongo que para ella todos sus libros son especiales pero con este, desde luego, ha conseguido un historia muy, muy linda. Te lo recomiendo mucho porque además, seguro que lo disfrutas con tu peque :)
Un abrazo, guapa.

Kristi dijo...

Gracias por tu recomendación! La verdad es que tiene muy buena pinta, me gusta mucho eso de las botas alegres, me lo apunto para la colección que estoy haciendo para mi peque, aunque aún tardaré en leerlo con él porque sólo tiene 19 meses y ahora está sólo quiere ver cuentos de Teo y eso que estoy deseando compartir más libros con él pero me está costando un poco, aunque será una racha. Bueno, que me estoy extendiendo y desviando mucho, lo siento. Espero que Byron se recupere!! Mucho ánimo!!! parece un perro muy lindo.
Un abrazo

Margari dijo...

Las ilustraciones son realmente preciosas. Otro libro que me apunto para disfrutarlo con mi pequeña, que ha estado echándole aquí un ojito conmigo y dice que le gusta mucho. Y espero que Byron se recupere prontito! Muchos achuchones de nuestra parte.
Besotes!!!

Matilda dijo...

Gracias a ti Kristi, estoy segura de que tu peque y tú lo disfrutaréis un montón cuando llegue el momento. 19 meses es una edad preciosa y me encanta que me hayas contado sus gustos. Es cierto que, cuando los niños se entusiasman con un libro es difícil cambiar pero, no te preocupes, antes de que te des cuenta estás los dos sumergidos en otro cuento :)
Un abrazo grande y gracias por acordarte de Byron.
Un abrazo grande.

Matilda dijo...

Es un libro genial, de verdad Margari, yo no pensaba que me iba a gustar tanto, sin hacer demagogia de nada ni caer en tópicos es súper positivo y optimista, da alegría leerlo :)
Muchas gracias por esos achuchones, le verdad es que estos días me vienen muy bien y gracias por acordaros de Byron, espero poder deciros pronto que vuelve a ser el de siempre y ya no está triste.
Un abrazo muy, muy grande, guapísima.

Rebeca de Winter dijo...

Siempre ando buscando libros nuevos para mis hijos y éste tiene una pinta preciosa, por la historia y por las ilustraciones que son preciosas. Besos.

Shorby dijo...

Le tengo ganas, lo he visto en un par de blogs y me llama mucho la atención =)

Besotes

vivi dijo...

Hola Matida !!...Gracias por la recomendación del libro Un día de pasos alegres .Las ilustraciones ya invitan a leerlo .
Espero que Byron se recupere prontito , con tus cuidados y mimos será así .
Besitos

Matilda dijo...

Rebeca. la verdad es que este es un libro muy bonito y creo que a tus peques les puede gustar mucho. Ya me conatarás si os animáis :)
Un abrazo, guapa.

Matilda dijo...

Seguro que te gusta, Shorby, por lo positivo que es y el buen rollo que transmite :)
Un abrazo grande.

Matilda dijo...

¿Verdad que sí Vivi? Son unas ilustraciones muy atractivas y el texto acompaña totalmente.
Muchas gracias por tus deseos para Byron, esperemos que pronto esté mejor.
Un abrazo, guapa.

Bigunki dijo...

Matilda, era la ganadora de mi sorteo. Escribeme dirección de entrega a bigunki en gmail.com y el lunes mismo te lo envío.
Espero que te guste

María dijo...

Por supuesto!! Pensamiento positivo!! Byron mejorará!! O al menos desde aquí, deseo que lo haga. Y te doy la razón por completo en esto de los "encuentros" con los libros...a veces son ellos quienes nos eligen a nosotros, verdad??
Qué bien que te alegraran el día...yo también le he dado las gracias a varios autores por hacerlo. Lo malo, es que la mayoría ya no están por este mundo, pero bueno...solo es un problema espacio-temporal...jajaja.
En fin...que deseo todo lo mejor para ti. Y fortaleza...mucha fuerza!!
Un abrazo grande!!!

Matilda dijo...

Gracias María. Eso, pensamiento positivo. Reconozco que yo tengo mis ratos porque aún no ha llegado el tratamiento y me da la sensación de que cada día está más triste. Supongo que es cansancio, normal si uno está malito. Es curioso lo que acompañan estos peluditos y cómo sientes verlos mal, ¿verdad? Pero sí, se va a curar :)

¿Sabes? Creo que los lectores tenemos el privilegio grandísimo de poder agradecer buenos ratos y sonrisas a autores (aunque nos tengan que escuchar desde un universo paralelo, desde las nubes o desde vaya usted a saber dónde, jeje). Y desde luego, la magia de saber que los libros nos buscan. Estas cosas solo las entendemos los locos que llenamos nuestras casas de libros y más libros y que los contemplamos y consideramos una parte viva de nuestro hogar.

Como siempre, una alegría verte por aquí.

Un abrazo inmenso y gracias por tus ánimos y tu compañía, los siento muy cerca :)

Carmen dijo...

Un libro capaz de levantar la moral a cualquiera, verdad? Y por supuesto... ¡¡¡claro que Byron se va a curar!!!
Besazos,

Matilda dijo...

Sí, Carmen, un libro de esos que te pintan los días de colores :)
Gracias por los ánimos, ¡seguro que Byron se pone bien! (Aunque, si te soy sincera, llevo una semana con el estómago encogido :s) Yo sé que tú me entiendes porque tienes compañero de batalla peludo y sabes cómo se les quiere.
Un abrazo muy, muy grande.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...