miércoles, 30 de enero de 2013

Humildes consejos y cavilaciones de una lectora voraz.


¿Por qué es bueno leer?

         Tanto hablar de lecturas, de librerías y bibliotecas, de libros buenos y malos y nunca habíamos tocado este tema, ¿por qué es bueno leer? Es, desde luego, una pregunta interesante.

         Podríamos decir un millón de cosas por las que leer es bueno y recomendable. Cuando leemos aprendemos cosas nuevas, ampliamos el vocabulario, ejercitamos la mente, nos expresamos mejor, escribimos mejor… Tantas cosas, que sería imposible enumerarlas todas.

         Pero yo no quiero hablaros de esas cosas que, aunque sí son muy importantes, en mi opinión no son las que deben impulsarnos a coger un libro.

         Es cierto que todas estas son muy buenas razones, no lo niego, pero, si solo buscamos esto nos encontraremos con una barrera y es que la lectura requiere un esfuerzo y un compromiso y si las ventajas antes citadas no nos motivan lo suficiente acabaremos por cerrar el libro y dedicarnos a algo más fácil.

         Además, si os soy sincera, a mí no me parece que esto sea lo mejor de leer. Hay mil motivos pedagógicos por los cuales os podría animar a hacerlo pero para mí, lo mejor de todo, no tiene nada que ver con ninguno de ellos. Para mí, lo mejor es que me lo paso tan bien leyendo que no se me ocurre mejor razón. Con un libro a mano tengo asegurado un buen plan.

         No necesito salir a ningún lado para divertirme porque desde mi esquinita del sofá ya voy a un millón de sitios pero es que, además, tampoco necesito estar en casa para pasarlo bien leyendo porque puedo sentarme en un banco del parque y disfrutar del sol y de los árboles al mismo tiempo que de las aventuras de mis personajes favoritos.

         Leer me lleva lejos, me ayuda a evadirme si tengo problemas y a descansar de ellos un rato para, así, tratar de resolveros con la mente más clara. Si estoy triste me anima y si estoy contenta lo hace aún más.

         No tengo que pasar toda mi vida pegada a un libro pero en los mejores momentos, vacaciones, viajes, buenas noticias, me acompañan y llenan el ratito de antes de ir a dormir.

         La lectura es una de tantas conversaciones amenas y divertidas de las que disfruto con mis seres queridos. Y además, no tengo que leer sola, lo podemos hacer juntos.

         Leyendo conozco gente, monstruos, sitios bonitos y feos, costumbres de otros lugares, recetas estupendas… Es imposible explicar cuanto, cuanto abarco con un libro en las manos.

         Es muy bueno pensar que leyendo voy a saber qué significan más palabas pero os aseguro que es mucho, mucho mejor la sensación que yo tengo cuando, con mi pijamita puesto, me voy a la cama sabiendo que el día aún no ha terminado, que antes de dormir aún me queda un rato, pequeño o grande, para disfrutar de bonitas historias.

         ¿Y qué me decís de la alegría que da terminar un libro? Alegría y subidón porque lo terminamos (ya que está más que demostrado que leer, además refuerza la autoestima) y un poco de pena porque nos despedimos de quienes ya considerábamos nuestros amigos.

         ¿O de lo genial que es elegir en la librería o en la biblioteca el nuevo ejemplar para llevar a casa? ¿O, sin salir de casa, decidir cuál de todos los libros esperan en la estantería es el ideal para sumergirnos en él?

         Ya veis, la lectura tiene muchísimos beneficios objetivos y científicos pero además, ¡tiene tantos para agrandarnos el alma y llenarnos de buenos sentimientos y sensaciones!

         Por eso, yo recomiendo leer para ejercitar la mente, para escribir mejor, para aumentar el vocabulario y para todas esas razones que dan las revistas pero sobre todo, recomiendo leer porque es, de verdad, muy, muy divertido y divertirnos nos ayuda a crecer de otra manera.

         Y vosotros, ¿por qué recomendáis leer?
         No quiero acabar esta entrada sin daros las gracias por todos vuestros comentarios. Intento responderlos pero estoy teniendo un problemilla con el ordenador. Hay que cambiarle no sé qué y últimamente me resulta casi imposible escribir comentarios, en el mío o en los de otros. Tarda siglos en cargar, no aparecen las letras, cuando llevas medio comentario se vuelve a cargar la página y lo pierdes... muy divertido, vaya. Seguiré intentándolo y procuraré arreglarlo, claro, pero quería que supierais que me encantan todos vuestros comentarios. Muchas gracias, de verdad.

9 comentarios:

Offuscatio dijo...

Buenas tardes Matilda. Hoy mismo salió un interesante artículo en un blog d'El País sobre "porque soy un lector empedernido". Y, ahora, llego aquí y veo una entrada que hace alusión al mismo tema. Te dejo el enlace por si interesa: http://ivanthays.com.pe/post/41864425142
Un abrazo,

Meg dijo...

Coincido en todo guapi, me divierte, me evade, aunque tengo una asignatura pendiente, y es que me da corte leer en la calle. Si que leo en el bus, pero podrá permitirme ir al paseo marítimo o a un parque cercano a leer al aire libre, con Enzo a mi lado, me envanta el plan, pero no lo he hecho :-) Un besote!!!

Margari dijo...

Si es que coincido contigo en todo. No puedo añadir nada más. Que leyendo nos divertimos y también sufrimos a veces, que hay historias que nos dejan también con unos nudos en la garganta... Pero nos gusta también...
Besotes!!!

Kristi dijo...

Matilda, creo que lo has explicado muy bien, coincido contigo.
Para mi la lectura es uno de los grandes placeres de la vida. Yo suelo decir que me permite vivir otras vidas. Puede que parezca exagerado; pero yo me introduzco tanto en la historia que es como si lo estuviera viviendo. Así que como en la vida hay que decidir y no podemos elegir ser todo lo que nos gustaría, pues a través de los libros somos todo lo que se nos ocurra: niños, jóvenes, ancianos, investigadores, escritores, aventureros...
Leer es un gran privilegio que te da la oportunidad de vivir muchas vidas.
UN ABRAZO

littleEmily dijo...

Mmm... es muy interesante lo que planteas. Yo he sido lectora nata desde muy pequeña y no podría concebir mi vida sin la lectura. Me hace viajar a otros mundos, descubrir cosas nuevas... no podría parar.
Besitos.

pilar begoña dijo...

Leer para disfrutar, para pasarlo bien, para soñar, para ser lo que no se podrá ser jamás...¿Hay mejores motivos que estos? Un abrazo

Mariuca dijo...

Hay poco más que añadir, yo creo que principalmente es por que nos gusta, lo que gusta hace disfrutar, lo que te hace disfrutar te hace feliz. ¿Qué más queremos?
Un saludo.

Orlando Granda dijo...

Bella tu entrada. Te seguiré leyendo. Un abrazo desde el Perú.

El blog de la brujilla Beatriz dijo...

Te conozco a través de mi hermana Paula (las historias de Paula).
A mí me gusta leer porque es muy divertido, algunos libros son graciosos y porque cuando lees un libro enseguida te metes en la historia y no puedes parar.
UN BRUJILEER BEATRIZ

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...