viernes, 27 de julio de 2012

Hilos. Sophia Bennett.


    Antes de nada debo deciros que no me gusta especialmente la moda. No me entusiasma la ropa y suelo ir vestida con bastante normalidad. Me gustan las cosas bonitas, claro y a veces me encanta alguna prenda en concreto pero tengo tendencia a ser algo macarrita, mi máxima ilusión es ser capaz de hacerme los jerséis yo sola y si me dieran un vale para gastar en lo que quisiera, desde luego, no sería en ropa. Y os digo esto para que entendáis que no es, en absoluto, por su temática, por lo que este libro me ha parecido genial.



     Nonie es una chica apasionada de la moda que comparte su vida y su ilusiones con Edie, que quiere salvar el mundo y Jenny, que acaba de hacer su primera película. La vida de las tres jóvenes se llenará de sorpresas y de nuevas experiencias que les obligarán a ver las cosas de otro modo, cuando la pequeña Crow aparezca en sus vidas. Porque esta niñita seria e inocente que diseña y cose como si hubiera nacido con una agua en la mano tiene mucho que contarles con muy pocas palabras.

     Cuando este libro llegó a mis manos me alegré mucho. Había leído sobre él y me llamaba la atención. No sabía qué me iba a aparecer pero me dio la sensación de que pasaría un rato agradable con él. No me equivoqué.

     El otro día leí que la crítica que se hace a la literatura infantil no es del todo válida y objetiva porque la realizan adultos. Puede que, en parte, esto sea cierto pero en mi caso, siempre que leo un libro trato de volver a la edad para la que se recomienda y de pensar en qué me habría parecido en ese momento, no sé si siempre acierto, pero lo intento. Hilos me habría encantado con 14 años, no tengo ninguna duda, la habría disfrutado de otra manera pero tanto como la he disfrutado con 33, os lo aseguro.



     Nonie, la protagonista, puede parecernos algo superficial y tonta al principio pero enseguida nos quedamos prendados de ella porque su encanto reside, precisamente, en que es capaz de hacer que algo tan frívolo como la moda cobre sentido a otros niveles y se llene de calor y humanidad. Con sus frases espontáneas y tajantes y sus modelos imposibles nos cuenta una historia emocionante y divertida y nos presenta a una serie de personas que nos van a ir conquistando poco a poco a pesar de sus meteduras de pata, de su falta de carácter, de su edad del pavo manifiesta o de su despreocupación. Me ha llamado la atención que estos personajes, algo estereotipados, en ningún momento esconden sus puntos negativos y sin embargo, nos caen bien y consiguen que sus virtudes ganen la partida.

     En este libro toda la acción transcurre con optimismo y naturalidad, hasta las peores noticias, todo sigue su curso y nos sentimos en una montaña rusa, subiendo y bajando pero muy seguros de querer llegar al final del recorrido.



     No conozco el mundo de la moda y no tengo especial interés en conocerlo, pero me han gustado las pinceladas que me ha mostrado el libro. Me daba miedo que el tema se me hiciera pesado pero no ha sido así, la autora consigue que la moda sea el marco pero que lo que de verdad nos enganche sea al historia, la de nuestras tres chicas llenas de ilusiones y expectativas propias de su edad y la de Crow de la que iremos sabiendo poco a poco y entendiendo del mismo modo. La pasarela se vuelve una excusa para hablar de cosas serias e interesantes y paseamos por un Londres diferente al que nos suelen mostrar.

     La novela tiene un ritmo muy ágil, en ningún momento se hace pesada y todo se va sucediendo con la rapidez propia de los desfiles de moda. Las prisas, los nervios, la expectación, están tan presentes en la vida de Nonie que así nos sentimos al leer.
Ya veis, el libro me ha gustado mucho y por supuesto, lo recomiendo muy mucho, es divertido y original, tiene mensaje, engancha y hace que los lectores pasemos un rato muy agradable leyéndolo. Por lo menos, para mí lo ha sido.

10 comentarios:

Margari dijo...

Pues tendré en cuenta este libro, que si la temática no te llama mucho y te ha encantado, dice mucho a su favor. Tampoco soy yo muy de arreglarme... El otro día para una boda me puse un traje y mi hija estaba sorprendida de verme las piernas... Y es que lo reconozco, me cuesta abandonar el vaquero...
Besotes!!!

Mónica dijo...

:)

Rebeca de Winter dijo...

No suelen atraerme este tipo de libros pero con esta reseña me dejas con las ganas. Bss.

Shorby dijo...

Tengo muchas ganas de leerlo, creo que puede gustarme, por lo que he ido leyendo en reseñas y demás =)

Besotes

Silvia dijo...

HOla Matilda, pásate por mi blog cuando puedas que tienes un regalito.
Besitos

(no tengo tu email)

http://silvia-artesaniadelsur.blogspot.com

spbavg1@gmail.com

Matilda dijo...

Jajaja, Margari, ya somos dos.
Es curioso que, siendo tan poco fan de la moda, etc. este libro me haya gustado tanto pero es que está lleno de valores y es muy divertido y entretenido. Sé que la peque aún no tiene edad, pero es un libro que vale la pena.

Un abrazo grande, guapa.

Matilda dijo...

:) Mónica ;)

Matilda dijo...

Es un libro que engaña, Rebeca, en serio, tiene dentro mucho más de lo que parece.

Un abrazo guapísima.

Matilda dijo...

Lo cierto es que está muy bien, Shorby, a mí me ha sorprendido y ya ves que me ha gustado mucho.

Ya me dirás si te animas.

Un abrazo grande, guapa.

Matilda dijo...

¡Gracias, Silvia!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...