jueves, 12 de julio de 2012

El santuario del pájaro elefante. Heinz Delam.


     Ya os he comentado la gran calidad que suelen tener las novelas juveniles de Edelvives y como su colección por edades de la serie Alandar está llena de títulos interesantes. Hoy os traigo, sin duda, uno de esos títulos.

      Natalia tiene 15 años, un novio que la pasea en moto, amigas con las que salir y todo un verano por delante pero como a esas edades uno se mueve por impulsos decide acompañar a su padre a una extraña expedición en las selvas del Congo. Poco se imagina que esa decisión la va a enfrentar a enormes peligros, la va a llevar a lugares impresionantes y le va a hacer conocer a personas de las que ya no se podrá olvidar.



       No suelo abalanzarme sobre libros cuya acción transcurre en la selva , siempre tengo la sensación de que me voy a agobiar y normalmente paso de largo frente a ellos y me llevo a casa cualquiera de otro tipo. Este es un error enorme que cometo desde hace tiempo y que sé, positivamente, que hace que me pierda la oportunidad de leer historias fascinantes.

        Por suerte, en este caso, Edelvives me envió sus novedades juveniles y no tuve más remedio que enfrentarme cara a cara con un libro que me sorprendió gratamente y me atrapó casi desde la primera página.



       La historia podría parecer una más de expediciones y peligros en las profundidades de la selva pero no lo es porque tiene la peculiaridad de que, en este caso, vamos en busca de animales desconocidos, de los que solo se sabe por medio de leyendas, esto le da a la aventura un encanto y una magia especiales.

         Al mismo tiempo, los personajes, sin ser rebuscados, cumplen perfectamente su misión de mantener la intriga y el misterio y de ir llevando la trama por caminos inesperados.

Toda la novela está escrita con agilidad y ligereza, pero sin que esto haga que se pierda un ápice de expresividad. Sentimos el calor y la humedad, el miedo, la emoción y la curiosidad como si estuviéramos allí y sabemos, en todo momento, que algo muy grave está pasando.



      Los paisajes están bien descritos pero sin ser pesados, nos llevan al escenario en que se desarrolla la acción y nos deja, al mismo tiempo, verlos como cada uno queremos, dejando que nuestra fantasía fluya y que la selva se vista de los colores que más nos gustan.

      Sinceramente, es un libro estupendo, ya os he dicho que a mí me ha sorprendido pero es que estoy segura de que no defraudará a quien quiera animarse a darle una oportunidad.

      La editorial lo cataloga a partir de 14 años, me parece buena edad y creo que es una lectura perfecta para las tardes de playa y piscina.

3 comentarios:

Margari dijo...

El otro día lo tuve en mis manos, mientras mi pequeñaja estaba pensando qué dos libros tenía que dejar de los tres que llevaba en la mano, que la economía no da para más. Y me estaba gustando lo que estaba leyendo. Me dio hasta penita dejarlo de nuevo en su sitio. Y ahora me haces esta reseña... Me voy a tener que dar un pequeño caprichito..
Besotes!!!

Sandra Ballesteros dijo...

:O Qué sorpresa!

Tengo dos libros de este autor! Uno me lo mandaron para clase y como me gustó me compré otro por mi cuenta!

Me lo apunto! Que en su día me gustó mucho y por lo que dices este está bien


UN besazo!

Anónimo dijo...

este libro esta muy bien escrito y te puede enseñar que la vida no es como la vivimos y que hay gente a la que la pasa lo que viene en el libro cada dia

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...