martes, 8 de febrero de 2011

¡Empezamos el cuento!



            Pues sí, por fin vamos a empezar nuestro cuento y estoy deseando leer todo lo que escribís, creo que va a ser muy interesante y que nos va a gustar hacerlo.
           
La mayoría habéis preferido que se vaya publicando mientras lo escribimos así que eso haremos, de este modo, todos podemos ir comentando cómo va la gran obra.
           
Ya sabéis que el límite para mandar vuestra parte es una semana pero si lo mandáis antes mucho mejor porque si no esto se va a hacer eterno.
           
Acordaos de que es un cuento para niños, con todo lo que eso conlleva pero que los niños no son tontos y que si les dejamos pueden imaginarse y disfrutar de casi cualquier locura o disparate que se nos ocurra, a nosotros o a ellos.
           
Aquí tenéis mi parte, el principio, vamos a ver a dónde nos lleva la historia pero sobre todos, ¡vamos a pasarlo chachi escribiéndola!

            Hasta el tonto pájaro dodo se había dado cuenta de que aquello era extraño. Pero claro, no solían fijarse en el tonto pájaro dodo, no les hacía falta, ellos eran más listos, más rápidos, más guapos... vaya, más todo y por lo tanto cuando por la mañana olieron a pastel de manzana y decidieron seguir el olor nadie hizo caso del pobre Dodo que remoloneó todo lo que pudo en su cesta y trató de esconderse bajo su manta de cuadros. Olía tan bien que salieron de casa con el sombrero del revés y no pensaron que en aquella época no había ni una manzana para hacer pastel, que cuando uno va de excursión siempre debe llevar agua y un mapa, que si una cueva es de colores, como mínimo hay algo raro en ella, que conviene saber a dónde lleva un camino antes de seguirlo, que si oímos el ruido del mar será pague el mar está cerca, aunque no lo veamos y que jugar a andar con los ojos cerrados sin saber dónde estás, ¡no es buena idea!
     En fin, cualquier tonto pájaro dodo habría sabido todo eso, pero ellos... bueno, ellos no y allí estaban, sentados en la cubierta de un gran barco, sin mapa, sin tener ni idea de dónde estaban, de donde habían partido ni, pero aún, a dónde se dirigían… ¡Qué emocionante!





        ¡Todo tuyo Towanda!


14 comentarios:

Towanda dijo...

Gracias, porque ya estoy mirando al cuentecito (que es apenas un bebé, recién nacido) y prometo pone mis cinco sentidos...

Un abrazo.

Matilda dijo...

Pues cuando llegue con tu aportación ya será un poquito más mayor ;)
Un abrazo guapa.

ilustra katiuska dijo...

Qué buena pinta tiene esto!! :O

M. dijo...

!Qué chuliiii!

MARTA dijo...

Que chulo! que intriga y que ilusión, a ver por donde tira esto!
Me ha gustado mucho el principio! Dejas la intriga hasta de los personajes!
Besos

Cuentos del Bosque dijo...

Genial!! Espero estar a la altura! y como dicen uds... Muy chulo!

Matilda dijo...

Ilustra Katiuska y M., me alegro de que os guste, ya sabéis que aún estáis a tiempo de apuntaros :)
Besos a las dos.

Matilda dijo...

¡Qué bien que te guste Marta! A mí me gustan los principios que intrigan mucho, ¡hay que enganchar a los lectores!
Un beso guapa.

Matilda dijo...

Cuentos del bosque, ¡claro que estarás a la altura! Cuando uno se lo pasa bien escribiendo siempre sale algo chachi, cada uno consu estilo, claro.
Un abrazo :)

Blanca dijo...

¡bien!
ya está en marcha.
Un abrazo

Matilda dijo...

Sí Blanca, ya estamos en ello, a ver qué nos sale.
Otro abrazo guapa.

Anatema dijo...

Aissss que buen principio. Esto promete. :)

Matilda dijo...

Ya tengo la segunda parte Anatema, ahora mismo la subo.
Besazos.

Anónimo dijo...

Matilda por fin conozco el blog y me he quedado enganchada en la guardia leyendo vuestro cuento. ME ENCANTA.
Se lo contaré al peque.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...