miércoles, 20 de febrero de 2013

Primeras narraciones. Cuentos recogidos por las escuelas Waldorf.


        A veces viene bien encontrar libros de este tipo, tranquilos, suaves, con ilustraciones blanditas y coloridas que, ya desde el primer momento, prometen un ratito agradable, acogedor y entretenido.

         Esto me ha pasado a mí con la lectura que traigo hoy. Me gustó por muchas cosas, por su aspecto, por su edición, colorida y sencilla, por las ilustraciones de Conchita Botines, tan acordes al tipo de libro que es y sobre todo, claro, por sus historias, cuentos de distintos lugares del mundo, algunos muy conocidos, otros no tanto, agrupados en función de las estaciones del año.

         Y me diréis, hay miles de libros de cuentos, ¿qué tiene este de especial? A lo que os contesto que, bajo mi punto de vista, los cuentos están muy bien elegidos.

         “¡Miau! ¡Miau! – Dijo el gato.

         ¡Oh! – Dijo el patito – me parece que yo también podría maullar así.

         ¿Pero creéis que el patito pudo decir miau, miau? ¡De ninguna manera!

         Eso sí, lo intentó pero solo consiguió decir miac, miac y no sonaba nada, nada bien”.

         Nos movemos entre canciones simpáticas y rimas pegadizas y entre historias optimistas y positivas que nos harán sonreír y asentir con la cabeza. Todas de una extensión breve, lo que evita que los pequeños que las escuchen se cansen y entre las que se intercalan juegos de deditos para hacer todo más dinámico.

         Me ha gustado mucho este libro porque creo que, desde la primera página, envía mensajes alegres y sencillos, sin moralinas ni sermones, para mostrarnos un mundo amable, en el bosque, lleno de personajes entrañables que nos van a contar muchas cosas.

         “¡Patim, patam, patum,

         Andad con tiento y buen ojito!

         ¡Patim, patam, patum,

         Que no piséis a Pulgarcito!”

         ¿Os suena?

2 comentarios:

Marilú CuEnTaLiBrOs dijo...

Parece encantador y una lectura sin promesas de monsergas es mucho más libre. La ilustración de la portada me ha gustado. Besos

Margari dijo...

"Pachim, pacham, pachom, mucho cuidado con lo que hacéis, pachim, pacham, pachom a Garbancito no piséis..." La de veces que le he cantado esto a mi peque cuando era más pequeña. EL cuento de Garbancito ha sido siempre uno de sus preferidos y me parece que la culpa la tenía esa canción.
Y este libro que nos traes hoy se ve que tiene que ser una delicia. Tendré que echarle un vistazo.
Besotes!!!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...