viernes, 30 de noviembre de 2012

¡Oh no, Lucas! Chris Haughton.


              De mi viaje relámpago a Barcelona he traído ideas, ilusión, ganas de crecer, buenos ratos, nuevos compañeros de aventuras y además, la posibilidad de hablaros de algunos libros muy interesantes. Hoy os traigo uno de ellos.

                Lucas es el perrito de Quique, ya veis, un perro adorable con cara de amigo del alma y por supuesto, muy simpático. Cuando Quique tiene que salir de casa le pregunta a Lucas: “¿te vas a portar bien?” y él responde: “sí, voy a ser muy bueno”. Pero se queda pensando: “espero portarme bien”. ¿Conseguirá Lucas portarse bien?


                Este álbum ilustrado tiene muchas cosas interesantes que decir de él. No solo que es divertido y muy real y que las ilustraciones que acompañan al texto son francamente expresivas, esto, por decirlo de alguna manera, es lo primero en lo que reparamos y lo primero que nos atrae de él.
                Pero hay más, porque Lucas nos hace pensar y mucho. Cuando le vemos irse deseando portarse bien nos sentimos identificados con esa inseguridad, ¡cuántas veces queremos portarnos bien y no estamos seguros de poder conseguirlo! Yo, sin ir más lejos, tengo una pelea diaria conmigo misma para cumplir toooodo el plan de trabajo sin distraerme con cuentos, blogs interesantísimos, o mil cosas más. Todos los días pienso, “espero portarme bien”.


                Evidentemente y este simpático perrito nos los demuestra, nuestros buenos deseos no siempre son suficientes. Está claro que, además de querer hacerlo hay que esforzarse por conseguirlo y ahí está la parte difícil porque somos como somos y a veces, nuestra naturaleza nos puede.
 
                Leyendo esta historia he pensado en cuántas veces no cumplimos con lo que habíamos previsto o no hacemos las cosas como queremos, eso nos desilusiona y nos enfada con nosotros mismos, ¿verdad? Pero, por suerte, Lucas también tiene algo que decirnos en este aspecto y es que, aunque no siempre nos portemos bien, no hay que desanimarse, hay que seguir intentándolo y tenemos que seguir esforzándonos por hacerlo. Siempre podemos portarnos mal, siempre habrá tentaciones y llamadas que nos resultarán irresistibles, eso no es malo, lo malo es no intentarlo.


                No conocía a este autor pero debo decir que, con este libro ha logrado conquistarme del todo. Su historia, fácil y rápida, con una lectura simpática y acompañada de unas ilustraciones originales y muy vivas la han convertido en un imán para mí que la leía riéndome, sintiéndome identificada y pensando, también, en si Byron pensaba eso cuando se comió mis gafas o si Hermione, que ya ha roto las cortinas y dos fundas nórdicas se lo plantea alguna vez.

                Lucas ya nos ha demostrado muchas cosas pero, ¿y nosotros? ¿Vamos a portarnos bien?

8 comentarios:

Meg dijo...

Lo intentaremos, jeje. Me encanta, las ilustraciones son muy graciosas, los colores muy vivos, y el protagonista un perro, mi debilidad, anotado queda :-) Un besote!!!

Margari dijo...

Pero qué bonito!!! Porque mi hija ya es grandecita, pero incluso así me parece que le encantaría.
Besotes!!!

Matilda dijo...

Apúntalo, Meg, sí, porque es una delicia, de verdad,a mí me ha encantado mucho, mucho ;)

Un abrazote.

Matilda dijo...

La verdad es que tu peque ya va muy adelantada, incluso para su edad, Margari, pero si veis este libro en la librería, por lo menos bicheadlo, vale la pena, guapa.

Un abrazo grande.

África dijo...

Tiene muy buena pinta, he ido a ver la editorial que no la conocía y ya la tengo fichada para próximos pedidos a la distribuidora.
Mi Raimundo seguro que lo piensa cada vez que le dejamos solo, pero aún así puede más el aburrimiento... pobre mío y pobres nosotros al tener que recoger sus estropicios, jeje.
Un abrazo

Shorby dijo...

Jajajajaja me parece super gracioso!

Besotes

Matilda dijo...

Jajaja, África, si es que nos ganan con esas caritas de buenos.
Aquí, como son dos para inventar locuras nunca sabes qué te vas a encontrar, aunque debo reconocer que, en general, se portan muy bien ;)

Sobre el libor, ya me dirás qué te parece. A mí me ha encantado su sencillez y todo lo que dice sin que se note.
Un abrazo grande.

Matilda dijo...

¡Es súper gracioso, Shorby! Yo lo leía y me imaginaba a todos los perros que han pasado por mi vida, con su carita de buenos, pensando "espero portarme bien" y destrozando algo así como quien no quiere la cosa, jajaja.
Un abrazo, guapa.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...