martes, 20 de marzo de 2012

Los colores olvidados. Silvia G. Guirado.



    Pues sí, por fin estamos de vuelta y tenemos muchas ganas de que volvamos a charlar sobre libros y cuentos. ¿Habéis leído mucho en estos días? Matilda y yo bastante, pero ya os iremos contando.

     Siempre hay historias que nos llaman la atención desde el primer momento y que, cuando las conoces más de cerca, además te invitan a encariñarte con ellas. Mi relación con el libro que traigo hoy ha sido así.



     Oí hablar de Los colores olvidados hace un par de años y sin saber mucho del argumento, sus ilustraciones me gustaron tanto que quise indagar un poquillo más (y además los coloqué de fondo de pantalla en el ordenador). Me gustó la idea de que el libro existía en papel, pero también como aplicación para iPad, uno de los primeros intentos que yo conocía de hacer amigos a los cuentos y las nuevas tecnologías. De todos modos, aún no tengo iPad y por unas cosas y otras, al libro en papel solo pude echarle un vistazo rápido en una librería. Lo que vi me gustó, pero quería saber más y cuando Matilda nació, entre las dos tratamos de seguirle la pista a este cuento que aún no conocíamos. Y como la vida te da sorpresas, gracias a las redes sociales, Matilda se hizo amiga de Carmesina, la protagonista del cuento y yo tuve la gran suerte de conocer a Silvia Guirado, su escritora, para descubrir que tenían mucho más que contarme de lo que yo imaginaba y que no me había equivocado en mi primera impresión, Los colores olvidados era un cuento especial.



     Como Silvia es una persona maravillosa y no quiso esperar a que tuviera iPad, me envió los dos libros que tienen ya en la calle y estos llegaron, muy bien empaquetados, un poquito después que los Reyes Magos y me encontraron envuelta en un atasco de lecturas tremendo. Por suerte, poco a poco fui tachando títulos y pude dedicarme con calma a descubrir dónde estaban los colores olvidados.

     Como empiezo a tener más lecturas pendientes que tiempo he decidido incluir el ratito del desayuno en las horas lectoras, algunos días tengo mucho sueño y me cuesta un poco centrarme, pero, en general, es una manera maravillosa de empezar el día. Así nos conocimos oficialmente Carmesina y yo, compartiendo tostada, zumo de naranja y colacao (ya sabéis que esta es una comida importante) y así descubrí un poco de todo lo que tiene que contar.



     La idea de este libro nace nada más y nada menos que de una colección de camisetas, dicho así suena raro, pero si os asomáis a su página web lo entenderéis mucho mejor . A mí me pareció que eso lo hacía aún más especial.

     “Carmesina nació en el seno de una familia cualquiera en una ciudad triste de un lugar poco conocido. Vino al mundo en una mala época: los países iban a la deriva y el ambiente de hastío no era el más indicado para traer niños al mundo. Tal era el desaliento que sin saber cómo ni por qué hasta los colores empezaron a desaparecer, dejándolo todo de un gris frío e impersonal”.

    La verdad es que, si encendemos la tele y ponemos las noticias, casi parece que Carmesina y nosotros compartimos mundo, ¡pero no! Porque Carmesina no es una de esas niñas que se conforma con lo que hay si no se siente bien, ella está segura de que el mundo, en realidad, es mucho más que colores grises y está dispuesta a descubrirlo. ¿Creéis que nosotros podríamos hacer lo mismo?

     Y con esta reflexión, empezamos la lectura de un libro lleno de cuentos independientes y cada uno con un mensaje que darnos. De la mano de diferentes personajes (aunque siempre con el recuerdo de la historia de nuestra niña curiosa) vamos a enfrentar sentimientos y tal vez a conocernos un poquito mejor. Entonces, ¿este es un libro de autoayuda? No, este es un libro de cuentos que trata de devolvernos un poco de la alegría y el positivismo que los tiempos que corren intentan arrebatarnos.



     No es que vayan a darnos un sermón o a divagar sobre el sentido de la vida, simplemente vienen a recordarnos que, a veces, olvidamos que las cosas son más sencillas de lo que parecen y que si nos dejamos llevar por lo negativo, nos perdemos lo positivo. Ambas cosas conviven y hay que tenerlo en cuenta.

     Todo esto, envuelto en unas ilustraciones arrolladoras que llenan todas las páginas del libro y que nos transportan a lo largo de la lectura.

     Creo que los ilustradores y la escritora han hecho un gran trabajo porque consiguen que todo case a la perfección y que el texto y los dibujos se acompañen para que el conjunto llegue hasta nosotros.



     Es cierto que este no es un libro específicamente para niños (aunque hay algunos cuento que seguro que les encantan) pero es perfecto para esas edades en que están dejando de serlo y tanto ellos como nosotros, los adultos, podemos hablar largo y tendido sobre estas lecturas y compartir puntos de vista.

     En definitiva, a mí me ha parecido un libro genial, rebelde y valiente con un mensaje muy positivo y que nos tiende una mano para ayudarnos en esos días en que el ambiente triste que se respira en estos tiempos pesa más de lo que debiera.

    ¡Ah! Y además, mirad lo que había en la primera página, ¿no os parece de lo más normal que en haya encariñado tanto con el libro y sus autores?



     En fin, echadle un vistazo, por fuera parece mágico y por dentro, definitivamente, lo es.

19 comentarios:

Jessica Liguori dijo...

Me gusta mucho tu trabajo! Te sigo
Jessica

Matilda dijo...

¡Gracias Jessica! A mí también me gusta mucho el tuyo, me enamoré de tu elefante rosa :)
Un abrazo.

Silvia - Desenredando el hilo rojo dijo...

Ahhhhhhhhhhhhhhhhh, ¡me encanta! Tengo que buscarlo. Y recibirlo de mano de la autora no tiene precio. Besotes

Matilda dijo...

Tienes razón Silvia, no tienen precio. Búscalo, seguro que te gusta, ya me contarás ;)
Un abrazo.

África dijo...

Me ha encantado tu comentario del libro.
Yo que he tenido la oportunidad de ver los dos , de leer un poco, estoy totalmente de acuerdo contigo, las ilustraciones son maravillosas, yo también me quedé encantada con la web y con las camisetas y el texto también.
Estoy viendo que todavía tenemos un ejemplar, ahora que con la nieve y la sorpresa del frío parece que solo unos pocos salimos a la calle y estoy tranquilita, voy a cogerlo y leer algún cuento.
Muchas gracias por todo lo que haces, es un placer leerte.

LAKY dijo...

Lo apunté a raiz de la reseña que hicieron en Libros que voy leyendo pero ahora me quedo con ganas de tenerlo ya entre mis manos.
Parece un libro preciosísimo en todos los sentidos.
Qué dedicatoria tan bonita, por cierto
Un beso

Margari dijo...

Lo tengo ya entre mis pendientes, pero con tu fabulosa reseña, más ganas tengo de leerlo.
Besotes!!!

Carmen dijo...

Un libro precioso que se merece una preciosa entrada como la que le has dedicado.
Besos,

Matilda dijo...

Gracias a ti, África, pero mezclar recetas maravillosas y cuentos tiene mucho más mérito ;)
Espero que hayas podido bichear el libro, a mí leerlo me dio ganas de gritarle al mundo que yo iba a encontrar todo los colores que se nos están perdiendo.
Un abrazo muy grande, guapa.

Matilda dijo...

¿Verdad que sí, Laky? No sabes la ilusión que me hizo verla ahí, en la primera página :)
Es un libro precisísimo, sin duda, yo creo que te gustaría mucho.
Un súper abrazo.

Matilda dijo...

Pues no lo desapuntes Margari, seguro que te hace pasar un rato muy entretenido. La peque aún no le verá el chiste a todos los cuentos, pero algunos le pueden gustar. A mí el de Serafín el estornino y el de la mala suerteme parecieron geniales.
Un abrazo inmenso, guapa.

Matilda dijo...

Gracias Carmen. Un libro muy especial, sin duda :)
Un abrazo muy, muy grande, guapísima.

Blanca dijo...

Es un libro que tengo apuntado desde hace mucho tras verlo en varios blogs. ¡Qué ganitas le tengo!
Genial que hayas conocido a la autora.
Un abrazo

Matilda dijo...

Pues anímate, Blanca, porque yo creo que te va a gustar mucho. Es muy especial :)

Un abrazo muy grande, guapa.

Elena Margarita Rojo dijo...

Yo hace tiempo que había escuchado hablar de este libro y la verdad que no me equivoqué con lo que esperaba del mismo, así pues se lo regalé a una amiga y le encantó , transmite MAGIA y eso es lo más importante.


La Margarita Roja.

Matilda dijo...

Esa es la palabra, Elena, MAGIA, tú lo has dicho. Me alegro de que a ti también te gustara este libro tan especial.

Muchas gracias por quedarte a acompañarnos :)

Un abrazo.

Sara dijo...

el martes me traen los dos libros y tengo muchas ganas de tenerlos entre mis manos !! estoy segurisimas que me van a encantar !! ya estoy enamorada de las ilustraciones y seguro que me voy a enamorar de sus istorias !!!

Alice dijo...

Hola guapisima!!!

Yo he visto este libro alguna vez en las librerías, y la verdad es que llama muchiisimo la atención sus ilustraciones!! son preciosas!!

Ahora que leo tu entrada, tiene pinta de ser super especial!!

Le daré una oportunidad, gracias por al recomendaciín , besitos!!

Anónimo dijo...

TENGO GANAS DE LEERLO:)!

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...