miércoles, 3 de octubre de 2012

¡Me como esa coma! José Antonio Millán / Emilio Urberuaga.



     “Se cuenta que un rey tenía que firmar una sentencia de muerte, el condenado había pedido que le perdonaran, pero la sentencia decía: “Perdón imposible, que cumpla su condena”. En el momento de la firma, el rey se sintió magnánimo y quiso salvar al condenado. Entonces cambió de lugar la coma: “Perdón, imposible que cumpla su condena”.




      Me parece que, con esta introducción, poco me queda que decir a mí. Hablamos siempre de la importancia de escribir correctamente y nos quejamos porque, hoy en día, cada vez encontramos más textos en los que los signos de puntuación, la acentuación, las diferencias de b y v, etc., se ningunean y se olvidan. Pues bien, aquí tenemos un libro estupendo, pero muy, muy estupendo, para ayudar a los niños en estos menesteres.

Perdón imposible, que cumpla su condena.


      Recuerdo que, cuando era pequeña, siempre me hacían mucha gracia los ejemplos que ponían los profesores para explicar la coma. Por eso, cuando descubrí un álbum ilustrado lleno de ejemplos de este tipo me pareció que no podía dejarlo pasar y por supuesto, hace tiempo que descansa en mi estantería (aunque sale muy a menudo porque me encanta).

    Un montón de frases ingeniosas y casos simpáticos acompañados de las inconfundibles ilustraciones de Emilio Urberuaga (conocéis a Manolito Gafotas, ¿no?) dan como resultado un libro muy divertido y agradable que enseña mucho, hace reír y está lleno de colores.

Perdón, imposible que cumpla su condena.

     Creo que enseñar a nuestros niños a escribir correctamente y a saber expresarse es un regalo que les hacemos para el futuro, ¿qué mejor manera de empezar a entregar ese regalo que con otro regalo en forma de cuento? Si no lo conocéis echadle un vistazo, seguro que os gusta.


8 comentarios:

Marina García dijo...

Conozco esos trucos para enseñar la importancia de los signos de puntuación. La verdad es que son muy divertidos y gracias a ellos, los alumnos se hacen con la copla, dicho así, más rápidamente. Un abrazo.

Génesis García dijo...

Me encanto, muy buena entrada Matilda

My favorites things dijo...

Hola Matilda: Que bella entrada, me ha parecido estupendo ese libro. Trataré de conseguirlo!!! Creo que aunque está echo para niños a veces los adultos necesitamos un recordatorio =D Te mando mis cariños. Besitos =)

Shorby dijo...

Jajajajaj qué gracioso!!
Me ha encantado =)

Besotes

Margari dijo...

Me ha encantado tu recomendación de hoy. Me parece que lo voy a buscar, y no solo por mi peque, que a mí también me va a venir muy bien este libro...
Besotes!!!

Cartafol dijo...

Yo también me lo apunto para las niñas...me ha gustado ;D

Matilda dijo...

Me alegro de que os haya gustado el libro, la verdad es que no tiene desperdicio :)

Un abrazo a todos.

Las tardes son nuestras dijo...

Hace poco leí que las comas salvan vidas:

Vamos a comer niños.

Vamos a comer, niños.

El librito tiene ya unos años, pero sigue de máxima actualidad. Es muy frecuente el mal uso de la puntuación. Gracias por difundirlo.

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...