martes, 5 de junio de 2012

La inspiración dormida. Regreso a los colores olvidados. Silvia G. Guirado.


     Ya os he hablado de Carmensina, ella y Matilda se hicieron amigas hace tiempo y yo tuve la suerte de conocerla un poco después de Navidad, acompañándola descubrí Los colores olvidados y me convencí de que nunca se debe dar todo por perdido, al revés, siempre hay que mirar las cosas con calma porque es posible que nos llevemos sorpresas.

      No tardé mucho en volver a coincidir con esta muñequita encantadora y me la encontré muy triste. Carmesina se había hecho mayor y el día a día, las prisas, los problemas taaaaan graves... la habían arrastrado hasta conseguir que viera el mundo como lo veían los demás cuando ella nació, gris, sin colores y peor aún, sin esperanzas. Pero esta vez, el mundo tiene todos sus colores, lo que pasa es que ella no los ve.



      Por suerte, nuestra protagonista no está sola, Gato Negro, el mismo gatito que la acompañó en su aventura anterior, se ha dado cuenta de la situación y no está dispuesto a dejar que su amiga se hunda en un mundo de grises, sin ilusión ni ganas de vivir.

      Pero claro, recuperar todo eso que Carmesina ha perdido, su inspiración, sus ganas de dibujar, su alegría, su yo verdadero, no será fácil y requerirá de esfuerzo. Cuidada y vigilada muy de cerca por los personajes de los cuentos que le enseñaron los colores, tendrá que recorrer un camino complicado en el que descubrirá grandes verdades y conocerá nuevos personajes entrañables.



      Debo decir que, a pesar de sus preciosos dibujos y de su apariencia de cuento, este es un libro muy serio, sí señor, muy serio y muy actual porque, hoy en día, más de uno y más de dos ha perdido la inspiración y los colores, pero también, más de uno y más de dos, piensa que ya no volverá a encontrarla y ha perdido las ganas de buscar, eso es lo peor.

      Siempre he pensado que la vida es la que es, unas veces estupenda, otras no tanto, pero que los tiempos no tan estupendos pasan y que si no nos rendimos y buscamos lo mejor de cada rato, el viaje será más llevadero y los colores volverán siempre. Carmesina me ha dado la razón, todos tenemos ganas, de vez en cuando, de esconder la cabeza debajo de la almohada pero, por suerte, todos tenemos algo, por pequeño que parezca, que nos anima a sacarla. Apoyándonos en esas pequeñas cosas mantendremos la ilusión y la alegría. Pero aún hay más, es que, si las perdemos, si pensamos que nada vale la pena, si dejamos de querer y de querernos, ¡aún no está todo perdido! El viaje de vuelta es un poco más largo y tal vez, algo más duro, pero no imposible de recorrer.



      Yo creo que eso es lo que quieren que recordemos Carmesina y sus amigos al contarnos esta historia, no hay que dejarse llevar por el hastío, no hay que tirar la toalla y hay que recordar, siempre, que los colores están ahí, solo hay que saber mirar, hacia dentro y hacia fuera.

      Narrado con agilidad y soltura, sin olvidar el humor y el “buen rollo”, esta vez vamos a poder pasear por las calles de París, recorrer Florencia o asomarnos a algunos de los momentos del cine más carismáticos, pasando también por momentos de angustia y tremendo peligro, ¡este libro lo tiene todo!, ¡y también dos huevos duros!

      En fin, ya sabéis que yo siento debilidad por Carmesina y Gato Negro, que me acuerdo de ellos siempre que me siento un poco desanimada, que por su compañía, no creo en la mala suerte y que pienso que, este libro, como el anterior, es una joyita maravillosamente ilustrada que nos habla de cosas muy serias con colores alegres y palabras mágicas.



      De nuevo, si aún no conocéis a Carmesina, ¿a qué estáis esperando? Yo creo que os encantará ser sus amigos.

18 comentarios:

PLASTILINA dijo...

Un libro fabuloso

Meg dijo...

Los colores olvidados es precioso, reposa en mi estantería, y es que no hay nada mejor que unas historias bien contadas para niños y adultos acompañadas de maravillosas ilustraciones.

Un besote!!

La Gallina Pintadita dijo...

ayyy! que ganas de verlos "in person" a los dos, que todavía no he tenido el placer de hacerlo.
Muac

littleEmily dijo...

Mira que me encontré la primera aventura de Carmesina por todos lados, pero se me pasó y no la leí. Veo que no se me puede escapar ni ésta ni la anterior. Eso de la inspiración me ha sonado mucho ;)
Besitos.

El lector indiscreto dijo...

Este libro lo lanzan en Chile este viernes en la feria del libro infantil y juvenil *O* Asi que espero comprármelo, porque como fan de la ilustración que soy, este definitivamente no puede faltar en mi librero.

Bonita reseña ^^

ilustra katiuska dijo...

Cuando vi "Los colores olvidados" no pude evitar llevármelo y releerlo varias veces... éste espero que llegue pronto. ¡Gracias por recordármelo!

Un abrazo!

Narayani dijo...

Yo lo tengo en casa desde hace muuuucho tiempo pero aún no lo he leído. Creo que le ha llegado el momento, no lo puedo dejar más :-)

La semana que viene estaré en Barcelona y ya he quedado con Silvia para que me lo firmen. ¡Qué ganas!!

Besos!

Carmen dijo...

Las ilustraciones son preciosas...
Besos,

Matilda dijo...

¿Verdad que sí, Plastilina? Una delicia.

Un abrazo.

Matilda dijo...

Tienes razón, Meg, ya sabes que Matilda y yo pensamos que toooodos los libros deberían estar ilustrados y este es un claro ejemplo de ello.

Un abrazo ,muy grande, guapa.

Matilda dijo...

Te van a encantar, Carmen, ya verás, son tan diferentes a los demás y con unos dibujos tan arrolladores que no pueden pasar desapercibidos.

Un abrazo muy grande, guapa.

Matilda dijo...

¡No te lo puedes perder, LittleEmily! Ya verás como te gusta.
Lo de la inspiración dormida nos tiene que sonar a todos de vez en cuando, ¿verdad?

Un besazo, guapa.

Matilda dijo...

¡No te lo puedes perder Lector Indiscreto! Ya verás qué maravilla. Es cierto, hoy he visto en el facebook que Carmesina había viajado a tu tierra, ¡aprovecha para saludarla!

Un abrazo grande.

Matilda dijo...

¡De nada Cris! A ti te pega mucho este libro, no por la inspiración dormida, que la tienes bien despierta, sino porque es un libro entrañable y lleno de colores maravillosos, con dibujos que te llevan de paseo, como los tuyos.

Un abrazo muy grande, guapa.

Matilda dijo...

¡Qué suerte Narayani! Yo tengo muchas ganas de conocer a Silvia en persona, es una persona estupenda.

Espero que disfrutes de la lectura del libro y de tu viaje a Barcelona :)

Un abrazo grande, guapa.

Matilda dijo...

¿Verdad que sí, carmen? Son de lo más evocadoras.

Un abrazo grande, guapa.

Margari dijo...

¡Qué reseña más bonita! Si ya le tenía ganas a este libro ahora es que sé que tengo que leerlo sí o sí.
Besotes!!!

Matilda dijo...

Gracias Margari. Yo creo que a la peque y a ti os va a gustar mucho, es tan bonito...

Un abrazo grandísimo, guapa.

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...